La Consagración de la primavera

Alejo Carpentier

Alejo Carpentier

Hay quienes temen adentrarse en la prosa carpenteriana por considerarla compleja, barroca, llena de galicismos ajenos al lector hispanohablante, que le hacen engorrosa la lectura. Un poco de eso hay, pero si no se lanza uno a su lectura, se pierde una experiencia verdaderamente estremecedora, impactante,  bella y hasta divertida.

Tal vez se pudiera comenzar por sus cuentos, ¨Viaje a la semilla¨ es una verdadera joyita, pero yo prefiero la novela y creo que ninguna mejor que ¨La Consagración de la primavera¨para comenzar. Si quieres desentumecer tus neuronas, busca esta novela y empieza el viaje por esos 42 capítulos fascinantes, llenos de amor, historia, coincidencias, decisiones, humor, en los que el autor hace gala del dominio del lenguaje, a veces difícil, pero siempre asequible.

La historia de Enrique, el cubano y de Vera, la profesora rusa de ballet, comienza a finales de la década del 30 del siglo XX, en España y termina en Cuba, después  de los primeros convulsos años de la Revolución.

La obra deslumbra por la simpática erudición de su autor, Alejo Carpentier, el más grande novelista cubano, leerlo es gratificante. El capítulo 8 narra unos días de amor como jamás nadie lo haya hecho… compruébalo:

¨Y fueron tiempos del desorden, del insaciable cuerpo a cuerpo, de las anarquías del abrazo de formas machiembradas, revueltas, volteadas, en los albures del impulso y del deseo… tiempos de la puerta sellada, de la llamada sin respuesta, del teléfono descolgado, del cartero inútil…tiempos del egoismo compartido… de la jubilosa alienación… del dejar de ser para encarnarme en ti…¨

La novela termina en Baracoa, en el hotel de La Rusa. Si quieres saber más de este lugar visita este sitio.

About these ads

3 comentarios

Archivado bajo LIBROS PREFERIDOS, LITERATURA CUBANA

3 Respuestas a “La Consagración de la primavera

  1. Eddie

    Yo también me leí el libro y pienso que es fabuloso. Deberían hacerle una película porque el argumento tiene elementos de sobra.
    Buen artículo ;-)

  2. olvido1933

    Este es un libro encantador. Carpentier es un maestro de las letras, y este es su mejor producto.

  3. Pingback: La Biblioteca afectiva «

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s