Archivo mensual: septiembre 2009

Para verte reir

La risa, remedio infalible...

Hoy me di cuenta que tenía medio abandonada la categoría Humor de librerías. Pero mi primer cliente del día me lo recordó:

- Tienes el Diálogo en el banquete de Plantón

Confieso que conozco poco la obra del insigne filósofo, pero esa N intermedia y la gran fuerza con que pronunció la última sílaba, me pusieron la respuesta lejísimos.

Y no dudo que en el Banquete  haya habido un buen  Diálogo, de hecho el primero está dentro del segundo, pero esa mezcla de títulos confunde a oídos inexpertos como los míos.
El Banquete, obra de Giam Battista

Y reproduzco íntegramente lo que le sucedió a una librera,  lo sentí tan mío que me atrevo a  regalárselos a ustedes con el orgullo de haberlo descubierto. No dejen de pasar por su blogpara verlos reir. Dice:

Portada.Una librería es una fuente inagotable de despropósitos y el del otro día parece sacado de uno de esos anuncios de “hay que viajar más”, invento de los publicistas. Nos llamó una señora por teléfono pidiéndonos un libro que necesitaba: “El reto de Ginés”. Como no encontrábamos nada en la base de datos relacionado con ese título le solicitamos más información. La señora no sabía autor ni editorial pero sí pudo aportarnos información adicional. Nos dijo que se publicaba todos los años (bravo por Ginés y sus retos anuales) y que trataba sobre personas que hacían cosas extraordinarias como beber más listros de cerveza que nadie o colgarse de un puente durante horas. Ahí caímos en la cuenta que nos estaba pidiendo el Guinness de los records mundiales. De modo que para ser librero, apuntad los candidatos, hay que tener una cierta culturilla popular. De otra forma ¿cómo solucionar ese gran reto? (Esta vez no de Ginés).

Por último, les dejo una foto de mi gato, pienso que lo he dejado un poco de la mano y ha adquirido muy malas costumbres… ¿creen que debo llevarlo al psicoanalista?
Mi gata Masi

NOTA: Estaré unos días fuera de la provincia, no sé si tendré conexión. Por si acaso, les dejo un beso grande, amigos míos, con toda mi gratitud. Les prometo que este viaje me traerá nuevos aires, mejor salud y ojalá que me aporte ideas dignas de unos lectores estelares como los míos. Los quiero.

AD.
Masi y yo

14 comentarios

Archivado bajo HUMOR DE LIBRERIAS

La elegancia de… Muriel Barbery

¿Dónde se encuentra la belleza?
¿En las grandes cosas que, como las demás,
 están condenadas a morir,
o bien en las pequeñas que, sin pretensiones,
saben engastar en el instante una gema de infinitud?.


En Mi Librería hay muy pocas reseñas de libros. Opté desde un principio por la promoción de la literatura, buscando sus aristas interesantes, para que el visitante pudiera escoger, aceptar, establecer una relación con los libros en general y redescubrir conmigo la belleza y sencillez de la palabra escrita.

Pero hoy hago una excepción. He leído La Elegancia del erizo, de Muriel Barbery. Y no puedo quedarme callada después de haber disfrutado tanto su lectura.

Dice la sinopsis de la contraportada:

En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una extraordinaria inteligencia. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.
Juntas, Renée y Paloma descubrirán la belleza de las pequeñas cosas. Invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. La Elegancia del erizo es un pequeño tesoro que nos revela cómo alcanzar la felicidad gracias a la amistad, el amor y el arte. Mientras pasamos las páginas con una sonrisa, las voces de Renée y Paloma tejen, con un lenguaje melodioso, un cautivador himno a la vida.
Las protagonistas. El libro ya ha sido llevado al cine.

Y yo no sé bien qué más decir: que hacía tiempo no encontraba una lectura con la que me identificara, un libro distinto a todos, con la carga de humor que necesito y la palabra sabia que me sorprende. Para algunos será raro, o sencillamente no será de su agrado, para otros será fabuloso,  pero lo cierto es que no es un libro que pueda pasar inadvertido fácilmente.

De cómo la autora logra acercarnos a la belleza de lo cotidiano, cómo su erudición se arriesga en una descripción frágil, por lo aparentemente insignificante, es algo que no sé. Ejemplos hay un montón, solo elijo uno simpático para demostrar que el humor no está reñido con la buena letra:

Recomendación de Mi Librería

Recomendación de Mi Librería

Tengo una gran simpatía por Neptune. Sí, nos apreciamos mucho, sin duda por la gracia de la complicidad que nace de que los sentimientos de uno son inmediatamente accesibles al otro. Neptune siente que le tengo cariño; sus distintos deseos me son a mí transparentes. Lo sabroso de todo este asunto reside en el hecho de que él se obstina en ser un perro cuando su ama querría hacer de él un caballero. Cuando sale al patio, tirando, tirando a más no poder de su correa de cuero amarillo, mira con codicia los charcos de agua enfangada que se pasan todo el día ahí tan tranquilos. En cuanto su dueña tira con un golpe seco de su yugo, Neptune baja el trasero a ras del suelo y, sin más ceremonia, se pone a lamerse los atributos. Cuando ve a Athéna, la ridícula whippet de los Meurisse, saca la lengua como un sátiro lúbrico y jadea de manera anticipada, con la cabeza llena de fantasías. Lo más gracioso que tienen los cockers es que, cuando están de buen humor, tienen unos andares como si se balancearan; es como si llevaran unos muellecitos fijados a las patas que, al andar, los impulsara hacia arriba, pero suavemente, sin brusquedad. Al andar así, se les agitan también las patas y las orejas, como el balanceo de un navío, y el cocker, barquito amable que cabalga sobre tierra firme, aporta a estos pagos urbanos un toque marítimo que me encanta.
Cartel del filme

Yo le suplico al destino
que me dé la oportunidad
de mirar más allá de mí misma.
Paloma

Gracias a Ale,  bibliobulímica, que lo puso en mis manos.

13 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, LIBROS PREFERIDOS, LITERATURA UNIVERSAL

Concurso El Dinosaurio… una propuesta interesante.

 

Solo hay que encontrar la primera letra...

Ha salido un concurso en la prensa y pensé que podía interesarle a unos cuantos que ejercitan con frecuencia el atractivo y dificilísimo arte del minicuento.

Estoy pensando en  Kiensueño, Deprisa, Tejadosingatos, Minificciones , Nilibreniocupado y en todos los amigos de Mi Librería que quieran probar suerte con su talento. No se habla de premios en la convocatoria, que debe haberlos, de hecho muchas editoriales e instituciones premian,  pero les aseguro que solo la publicación en la prestigiosa revista El Cuentero sería un aval muy interesante para cualquier escritor. Probar no cuesta nada, y hay tanta buena literatura en la web que decidí darles un empujoncito de entusiasmo a los que me visitan, y que tanto me sorprenden con joyitas literarias cuando voy a “sus casas” .

¿Quién se arriesga?

Minidinosaurio para miniconcurso de minicuentosEl Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, el Centro Provincial del Libro y la literatura de Sancti Spiritus y el Instituto Cubano del Libro convocan al IV Concurso internacional de minicuentos El Dinosaurio 2009, que se organizará de acuerdo a las siguientes bases:
Podrán participar todos los escritores de habla hispana, mayores de 18 años con un solo minicuento que no exceda las 20 líneas; las obras propuestas deben ser inéditas y no estar sujetas a compromiso editorial en el país o en el extranjero, ni concursando en otro certamen, y los originales no serán devueltos.
Los participantes no residentes en Cuba podrán mandar sus proposiciones por correo electrónico a dinosaurio@centro-onelio.cult.cu, adjuntando dos archivos Word: uno que contenga el minicuento identificado con el lema o seudónimo, y otro con los datos del autor (nombre completo, dirección particular, país, teléfonos, correo electrónico, breve nota biográfica).
El plazo de admisión de las obras vence el 30 de octubre del 2009.

Para dar un poco de color a este post, les incluyo uno de los premiados en el concurso anterior.

DONACIÓN

Todos los perros del pueblo esperaban sus collares asignados por donación. Muchos debatían sobre el uso del nuevo regalo. Unos, lo dejarían para lucirlo en las navidades, otros lo pondrían en un altar y le rendirían culto al dios de los collares. Hubo un chihuahua que lanzó un discurso muy conmovedor sobre la fidelidad perruna. Desde un árbol cercano miraba el espectáculo un gato tuerto y semipelado. Se burlaba en silencio de ellos y pensaba: doy gracias al cielo por haber nacido gato, independiente y nihilista.
Alejandro Zamora Montes (La Habana)
 

¡Buena suerte desde Mi Librería!

 

6 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS

De bibliotecas, libros y lechuzas.

Búhos, lechuzas... símbolos de clarividencia y sabiduría.

Durante muchos años trabajé en bibliotecas. Una de ellas era una humilde biblioteca escolar y se me ocurrió pedirle a mi hijo adolescente que dibujara una lechuza sabihonda, con birrete y todo, para algún propósito que ahora no recuerdo. El dibujo me gustó tanto que se quedó mientras estuve y cargué con él cuando me fui. Es este:

 Lechuza de Eddie Leo

La lechuza es símbolo del conocimiento desde la antigüedad, es el ave que se le atribuye a Atenea, en la Grecia clásica, diosa de la sabiduría y la inteligencia. Incluso en las monedas atenienses en que aparecía la imagen de la diosa, tenía en su reverso una lechuza.

En muchas culturas, en fábulas y cuentos infantiles, se identifica al búho como un viejo sabio, con suficiente juicio como para tomar decisiones y resolver conflictos. Tal vez sus grandes ojos transmitan sensatez, confianza; otros advierten en su capacidad de ver en la oscuridad (ignorancia) una alegoría.

Con Harry Potter han regresado las lechuzas, recordémoslas entregando la mensajería en la escuela Hogwats y la lechuza  hermosamente blanca del protagonista. En el cuento La Espada en la piedra, de T.H. White, llevada al  cine por Walt Disney   en 1963, aparece Arquímedes, el búho sabio y cascarrabias del mago Merlín, con una evidente función de proporcionar cordura al mago.

Harry Potter y su lechuza blanca Hedwig

 Lo cierto es que tenía muchas razones para colocar una lechuza en mi biblioteca y por si fuera poco, la hice acompañar de un texto que no sé por qué puse en letras góticas. Decía así:

Desde épocas remotas, sus grandes ojos y su estampa altiva convirtieron a esta ave en el juez de todos los animales. Con birrete, toga, lentes y libros, apareció en la literatura brindando consejos y se convirtió en símbolo de sabiduría.
Por eso hoy acompaña a las bibliotecas en el interminable camino del conocimiento humano.

Una confesión: yo también tuve mi colección de lechuzas. Durante años, muchos amigos me obsequiaban una más. Y aunque ya pasé esa etapa romántica, algunas quedaron en los rincones de mis gavetas y de mi memoria.

La de la izquierda es venezolana, la de la derecha me la regaló estodevivir cuando vino de Barcelona.

Izquierda: Puerto Plata, Rep. Dominicana. Derecha: Nassau, Bahamas, me la trajo Leo.

Las dos pequeñas de la izquierda son de masa de pan, de Cayo Coco, Cuba. A la derecha arriba, es de cristal, de Costa Rica, la de abajo es de mármol.

Otra confesión: el día que tenga un sitio web que pueda diseñar a mi antojo, quisiera que una lechuza me lo cuidara mientras duerme mi PC… creo que se sentiría a gusto en Mi Librería.Tal vez hasta sea esa misma que mi hijo hizo en su adolescencia, retocada ahora por sus manos de diseñador gráfico.

Y una tercera y última confesión: ¡Me gustan las lechuzas!… Ah, ¿que ya se habían dado cuenta?…

Esta fue encargada a un escultor. Regalo de Leo.

27 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS

¡México lindo y querido…!

Guadalajara, Guadalajara…
tienes el alma de provinciana
hueles a  limpio, rosa temprana…

(Canción)

Guadalajara, Jalisco, México.

Así cantaba yo en un coro estudiantil por los años 70. ¡Ay, esos laberintos de la memoria!

Hoy, desde esa hermosa  Guadalajara, una mujer corazón de paloma me ha enviado un regalo: ¡LIBROS!

libros – alas – amistad – cariño – detalle – océano 
confianza – sabiduría – bondad – ángel – amor – simpatía

No sé cómo mezclar esas palabras para que salga:  ALE.  Sí, fue nuestra  bibliobulímica la que generosamente hizo volar ese paquete hasta La Habana.

Y hoy me hincho de orgullo ante sus libros míos para decir:  ella es amiga de 
Mi Librería.

¡Gracias!

El regalo de Ale

19 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS

La trascendencia del beso hecho con letras.

Por una mirada, un mundo
por una sonrisa, un cielo
por un beso… ¡yo  no sé
qué te diera por un beso!

Rima XXIII
G.A.Bécquer.

Dicksee

Si nos pusiéramos a hablar de las connotaciones del BESO en nuestras vidas, bien podría dedicar un blog entero solo a eso… ¡y con mucho gusto!  Pero no es el caso. He decidido ponerme orejeras y no ver más allá, para concentrarme en esos besos que a través de las letras nos han puesto a pensar… y a sentir. Solo narrativa, buscar en poesía hubiera sido ¿redundancia?.

Me acercaré despacio a las obras,  robaré algunos fragmentos y para que el atrevimiento sea mayor, los clasificaré a mi antojo para divertirme un rato. Pónganle imaginación… ¡para eso fueron escritos!

Gustav KlimtEL BESO APASIONADO
(considerado por muchos el mejor beso literario de la historia)

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

Novela Rayuela (capítulo 7)
Julio Cortázar.

Francesco Hayez.EL BESO MORTAL

OTELO-…Si de su tallo la fresca rosa arranco, no puedo renovar su lozanía; es fuerza que se mustie. Aquí en la mata quiero aspirar aún su dulce esencia. (La besa). ¡Oh aliento embalsamado, a la justicia casi persuades a romper su espada! Un beso; y otro más. Después de muerta estáte así: te mataré, y amarte podré después. Un beso más, el último; tan dulce y tan fatal no lo hubo nunca. Fuerza es llorar; pero es cruel mi llanto, y mi pesar es cual de Dios la ira: donde más ama, hiere.

Teatro: Otelo
Williams Shakespeare.

MagritteEL BESO EQUIVOCADO

Riabóvich se detuvo pensativo… En aquel momento, de modo inesperado, se oyeron unos pasos rápidos y el rumor de un vestido, una anhelante voz femenina balbuceó: “¡Por fin!”, y dos brazos mórbidos, perfumados, brazos de mujer sin dudas, le envolvieron el cuello; una cálida mejilla se apretó contra la suya y al mismo tiempo resonó un beso. Pero acto seguido la que había dado el beso exhaló un breve grito y Riabóvich tuvo la impresión de que se apartaba bruscamente de él con repugnancia. Poco faltó para que también él profiriera un grito, y se precipitó hacia la rendija iluminada de la puerta…

El Beso
Cuento de Anton Chéjov.

Auguste RodinEL BESO INFIEL

De la misma manera que el asesino se lanza contra su víctima, la arrastra, la destroza con ferocidad, dijérase casi con pasión, así también Vronsky cubría de besos el rostro  y los hombros de Ana. Ella apretaba la mano de él entre las suyas y no se movía. Aquellos besos eran el pago de la vergüenza. Y aquella mano que siempre sería suya, era la mano de su cómplice…

Novela Ana Karénina
León Tolstoi

Thedore GéricaultEL BESO DECIMONÓNICO

La mayor parte de las mujeres pierden su autoridad sin más motivo que el abuso de besar, del besar intempestivo. Si ven que el marido o el amante da señales de un poco de fatiga, porque hay horas de laxitud en las que el corazón, lo mismo que el cuerpo, piden reposo, ellas, en vez de comprender lo que a él le ocurre, se obstinan en caricias inoportunas, lo hastían con su obstinación de ofrecerle los labios, lo cansan al estrecharlo entre los brazos sin medida ni razón.
Presta fe a mi experiencia. Para empezar, no beses a tu marido en público, en un vagón o en un restaurante. Es un acto del peor gusto. Aguántate las ganas… Un beso torpe puede ocasionar un gran daño.

Cuento El Beso
Guy de Maupassant

Canova EL BESO QUE NO FUE

Los negros ojos de Rhett recorrieron la cara y viajaron hacia los labios de ella. Scarlett bajó los ojos excitada…si le permitía un casto beso, él podría traerle otros lindos presentes con la esperanza de conseguir otro beso. en esta forma los hombres almacenan besos, aunque solo el cielo sabe para qué…Sería tan interesante tener a Rhett Butler sometido a su amor, reconociéndola o rogándole un beso o una sonrisa. Sí, ella se dejaría besar. Pero él no se movió para hacerlo.
– No pretendo yo besarlo al menos.
– Entonces, ¿por qué tiene la boca fruncida tan ridículamente?

Novela Lo que el viento se llevó
Margaret Mitchell

Lichtenstein.EL BESO ADOLESCENTE

El beso lo inventó la rotación de algún planeta. el beso lo inventó algún atrevido protozoario. El beso lo inventó una rana antes del salto. El beso lo inventó un mamut enternecido. El beso lo inventó el calor de las hogueras. El beso lo inventó el yaguar en plena selva. El beso lo inventó el primer cocuyo cuando pujó por alumbrar. El beso lo inventé yo el día inaugural en que rocé tus labios.

Amor de los pupitres
Félix Guerra.

Y como yo no he sido la única que ha pretendido clasificar besos,  Mi Librería les deja un regalito: un poema del Premio Nobel, la chilena Gabriela Mistral:

(FRAGMENTO)

Hay besos que pronuncian por sí solos
la sentencia de amor condenatoria,
hay besos que se dan con la mirada
hay besos que se dan con la memoria.

Hay besos silenciosos, besos nobles
hay besos enigmáticos, sinceros
hay besos que se dan sólo las almas
hay besos por prohibidos, verdaderos.

…………………………………………………..

Hay besos que producen desvaríos
de amorosa pasión ardiente y loca,
tú los conoces bien son besos míos
inventados por mí, para tu boca.

Poema Besos

Alfred Eisenstaedt (fotógrafo) 

Ha quedado extensa esta entrada, pero bien sabe el buen lector que he dejado mil besos regados por los libros y que no caben todos en mi pequeño blog. También las obras plásticas le han dedicado su arte, por eso están ahí. 
Si alguien quería más, le ofrezco  el besito sincero y cariñoso de Mi Librería .
besitos de Mi Librería

17 comentarios

Archivado bajo LITERATURA UNIVERSAL