Archivo mensual: octubre 2009

Extraterrestres en Mi Librería

Extraterrestres en Mi Librería

Todos los que visitan Mi Librería son terrenales, por supuesto, pero algunos parecen levitar a unos centímetros del suelo y se mantienen ajenos al planeta, en un nivel de bobería tal, que cuando hablan hay que ser muy educado para no responder con el choteo. Les cuento hoy algunas experiencias con extranjeros… extraterrestres.

El asiático se tomó su tiempo para seleccionar los libros. Al fin, se acerca con tres, mira los precios, suma mentalmente, busca en su cartera y me paga 70 cuc., equivalente a 80 dólares, más o menos. Tuve que hacer acopio de mi honradez, olvidarme del bloqueo económico y del subdesarrollo en que vivimos para no tomar el dinero.
Y es que el importe era de 70 pesos cubanos,  algo así como 3 dólares. ¿Qué le habrá sucedido a este individuo en otros lugares donde compró?

ilusión ópticaEste italiano obeso y prepotente disfruta regateándome los precios. Ha elegido varios libros de arte valiosos, pero aún sabiendo que son baratos aquí, quiere llevarlos por menos. Al fin, llegamos a un acuerdo.
Y justo cuando saca su billetera, cae al suelo, desparramando un abanico infinito de billetes de 100 euros, que quizás nunca en mi vida vuelva a ver.
- ¡Está bueno ya de llorar miseria!  ¡Los libros se quedan al precio inicial!.- dije yo, que esta vez no fui tan educada.
Y se los llevó, claro que sí
.

Unos abogados caribeños (no diré país para no herir suceptibilidades), miraban los estantes en busca de alguna joyita. Por su actitud altiva pensé que eran conocedores… pero esa idea solo duró hasta que hablaron:
- ¿Y ete libro… e´bueno?
Era el Quijote.
Bueno, no me crean, pero juro que digo la verdad: era El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.
La edición lujosa en dos volúmenes, con lomos elegantes ribeteados en dorado les habían llamado la atención. Yo apenas sabía qué decir, pero mi esposo que estaba observando todo no desaprovechó la oportunidad:
- ¿El Ingeniero hidráulico Don Quijote de la Mancha? ¡Están hablando de un clásico de la literatura universal!
Ese fue el principio. Al final los ¿abogados? se llevaron el precioso libro. Creo que les adornará muy bien su biblioteca.

 De que los hay ¡los hay!.
De vez en cuando algún extraterrestre aterriza en Mi Librería.

15 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, HUMOR DE LIBRERIAS

Lectura entre dos… o más

Gertrudis Gómez de AvellanedaHe pensado, pues, que debemos convenir en una cosa, y es que siempre que tú vengas y esté sola, aprovechemos tales momentos para realizar un deseo que tengo hace mucho tiempo, y que es el de leer contigo alguna obra interesante… Con ese objeto he hecho una lista de algunas obras de mi gusto, que voy a nombrarte para que tú escojas la que te parezca y me lo digas. Yo la tendré en casa inmediatamente y la comenzaremos en la primera oportunidad. ¡Qué placer presiento, mi dulce amigo, en leer contigo una obra interesante!

Diario de amor
Gertrudis Gómez de Avellaneda.

Alguien dijo una vez que no leer era como vivir en un calabozo mientras la vida fluye afuera. Y me parece una metáfora elocuente, por eso la archivé en mi memoria. Pero hoy pienso más: pienso que si además de vivir con la lectura, le buscamos una buena compañía, entonces la experiencia se convierte en aventura, nos transformamos en testigos  y en esa complicidad compartida el recuerdo del libro se hace intenso.

No puedo contenerme cuando leo un buen trozo literario y me estremece la trama, la audacia narrativa o la sencillez de la palabra… ¡Pobre del que pase por mi lado en ese momento! Ahí mismo lo detengo y sin importarme su premura le disparo mi asombro sin otra opción que la de escucharme ¡y qué satisfacción nos da cuando comprobamos que valió la pena!

Otra cosa es leer a la vez, cada uno por su lado, pero el mismo libro, adelantándose unas páginas uno, luego el otro, según el tiempo libre de cada cual. Y caer en esas conversaciones que dejan boquiabiertos a los que escuchan sin saber:  ¿crees que la ciudad sobrevivirá a tal situación? ¿viste como mengano dijo todo lo que sabía? ¿ya mataron a la fulana? Y así seguimos, ajenos al mundo, metidos de lleno en el tiempo y el espacio de la ficción…

Todo esto vino a mi mente cuando vi las fotos de Palimp.  No puedo hacer un enlace a ellas y ya, quiero traerlas a mi blog ¿con su permiso?… ¡es que no me pude resistir!

Lecturas compartidas... desde Cuchitril literario

Lecturas compartidas... desde Cuchitril literario

Y eso también lo dan los blog de libros. Compartir libros es agregarle valores, es intercambiar criterios, puntos de vista, es hacer varias lecturas diferentes de un mismo texto. Me gusta eso.

Lecturas compartidas

12 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, LITERATURA CUBANA

Capablanca, ajedrez y novelas.

Capablanca fue el mejor
porque no necesitó molestarse

GM M. Najdorf
Ganador del primer torneo
 Capablanca in memoriam

Apenas iba a cumplir cinco años cuando por accidente entré a la oficina de mi padre y lo encontré con otro caballero.Nunca había visto un juego de ajedrez; me interesé y volví al día siguiente a verlos jugar. Al tercer día, mientras observaba, mi padre, apenas un principiante, movió un caballo de un cuadro blanco a otro del mismo color. Su adversario -sin dudas del nivel similar- no se dio cuenta. Mi padre ganó y entonces yo le dije que era un hombre tramposo y me reí. Me preguntó qué sabía yo de ajedrez, a lo cual repliqué que podría ganarle la partida. Mi padre me dijo que era imposible, pues me consideraba incapaz de colocar las piezas. Sin embargo, ensayamos y le gané

José Raúl CapablancaEl cubano José Raúl Capablanca fue el primer campeón mundial de ajedrez nacido en un país no desarrollado. Su primacía, entre los años 1921 y 1927 aún es objeto de estudio entre los conocedores y su vida  de leyenda, apasionada y sorprendente,  ha sido llevada al cine.

Se considera su libro Los fundamentos del ajedrez, como el mejor libro sobre el tema que se haya escrito.

En 1901,  con trece años de edad, Capablanca  se coronó campeón nacional  y es actualmente el más joven que haya logrado esa hazaña.

Desde 1962 se desarrolla en Cuba el torneo Capablanca In Memoriam, uno de los eventos ajedrecísticos más fuertes del mundo y el 19 de noviembre, fecha de su natalicio (1888) es considerado el Día Mundial del Ajedrez.

Para muchos es el jugador de ajedrez más grande de todos los tiempos. Y para los cubanos, es un orgullo inmenso.

AJEDREZ Y NOVELAS

En efecto, no voy a dejar el tema ahí. Porque aunque no soy una jugadora de ajedrez (como estodevivir), sí me he tropezado con unas cuantas novelas cuyo tema central gira alrededor del famoso tablero de  64 casillas.  Y me han gustado.

La Tabla de Flandes. Arturo Pérez Reverte

 LA TABLA DE FLANDES
Arturo Pérez Reverte.

Una  restauradora de arte  encuentra una inscripción oculta en forma de partida de ajedrez en un lienzo del un pintor flamenco del siglo XV. El hallazgo hace  desvelar el enigma jugando la partida de ajedrez del cuadro al revés. Tal vez constituya la clave de un secreto que pudo haber cambiado la historia de Europa. Los movimientos de ajedrez marcarán el curso de la historia, siempre acechada por un diabólico juego de trampas y equívocos. 

 

El Ocho. Katherine NevilleEL OCHO
Katherine Neville 

Catherine Velis es  una alta ejecutiva experta en ordenadores, que se ve atrapada sin quererlo en la búsqueda de un legendario ajedrez que perteneció al emperador Carlomagno. El campeón soviético de este juego, de gira por Nueva York, le advierte que corre un grave riesgo si se empeña en encontrar las piezas, pues en ellas reside la clave de una antigua fórmula ligada a la alquimia, la masonería y los poderes cósmicos.
Una novela entretenida, más de lo mismo.

Novela de ajedrez. Sthefan ZweigNOVELA DE AJEDREZ
Stefan Zweig

Narración  centrada en el juego del ajedrez y en la época de poderío nazi.  Sin capacidad para cualquier otra actividad intelectual, Mirko Czentovicz se reveló desde niño como un genio del ajedrez, del que ha llegado a ser campeón del mundo. Pero en un viaje en barco de New York a Buenos Aires, se le presenta un contrincante enigmático: un noble vienés que huye de los nazis. Uno de los pasajeros del vapor se acerca a los dos personajes  acompañando al lector a la confrontación entre los jugadores.

   Zuzgwang. Ronan BennettZUGZWANG
Ronan Bennett

Una historia situada en San Petersburgo en 1914. A punto de estallar la primera guerra mundial , el  periodista O.V. Gulko es brutalmente asesinado. Cinco días más tarde, el doctor Otto Spethmann, recibe la visita de la policia. Un revolucionario relacionado con la muerte del periodista ha aparecido muerto, y entre sus ropas se ha hallado la tarjeta del doctor. Spethmann se ve implicado en un complot para asesinar al zar. Desde ese momento, estará en posición de Zugzwang.   

(Canción mía
para el programa infantil
¡Claro, Clarita!)

AJEDREZ

Se enfrentan en el tablero
dos legiones de soldados:
bando blanco, bando negro
formados a cada lado.

En silenciosa batalla
los peones van primero.
No hay disparos, no hay metralla
ni heridos, ni prisioneros.

El Rey observa sereno,
la Reina avanza ligera.
El tablero es un reguero:
piezas blancas, piezas negras.

Llega el momento final
pocos son los que han quedado
Un rey sonríe triunfal,
otro yace derrotado.

No hay estruendo que delate
el fragor que hubo una vez
pero ha sido un gran combate
este juego de ajedrez.

La escena del crimen.

15 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, LITERATURA UNIVERSAL

Cinco propuestas de Rosa Montero

En los momentos de crisis,
sólo la imaginación
es más importante que el conocimiento.
Albert Einstein

La controvertida Rosa MonteroSi algún día tengo delante de mí a la novelista Rosa Montero, seguramente no le diría nada, porque cuando uno admira a una persona, cuando se ha ilusionado en decirle que le gustó esto o aquello, fruto de su talento creador o de lo que fuere, basta que se dé el momento soñado para que el cerebro no funcione como debe y deje salir una tontería, y ahí mismo aparece el ridículo del que siempre estaremos arrepentidos. Así que, si algún día tengo delante de mí a Rosa Montero, decididamente,  me quedaré callada.

Uno de los libros que llevé en mi huída intempestiva, fue  La Loca de la casa, de Rosa Montero. (Ya saben, de los que bibliobulímica me envió) Y ahora mismo no podría definir si hubo algo que me hizo tanto bien como lanzarme  de cabeza en su lectura, y aunque al leerlo me di cuenta de la verdadera dimensión de mi ignorancia, lo tomo como punto de partida (uf, siempre estoy empezando) y hago la recomendación desde Mi Librería.

 Pero como sé que hay listas infinitas en los bibliopropósitos de mis amigos,  se me ocurrió un acercamiento al libro a partir de las obras de otros autores que la escritora comenta. Yo  solo levanto mi mano a favor de lo que atinadamente presenta Rosa Montero.

Carson McCullers. El Corazón es un cazador solitarioLa conmovedora y trágica Carson McCullers, autora de El Corazón es un cazador solitario, escribió en sus diarios:
Mi vida ha seguido la pauta que siempre ha seguido: trabajo y amor.

Me parece que ella también debía de contabilizar los días en libros y amantes, una coincidencia que no me extraña nada, porque la pasión y el oficio literario tienen muchos puntos en común.

 

 

Decididamente, no me gustó esta novela, pero es mejor que ustedes saquen sus propias conclusiones.Y el estupendo escritor español José Ovejero llevaba un tiempo bloqueado y sin poder sacar adelante una novela en la que había trabajado durante años cuando, en mitad de un rutinario viaje en avión, y con la intención de salir del atolladero, se dijo a sí mismo: Relájate y escribe cualquier cosa. E inmediatamente se le ocurrió la siguiente frase: 2001 ha sido un mal año para Miki. No tenía ni idea de quién era Miki ni de por qué había sido un mal año, pero ese pequeño problema de contenido no le amilanó en absoluto. Así nació una novela que se redactó así misma a toda velocidad en solo seis meses y que se tituló, como es natural, Un mal año para Miki.A veces tengo la sensación de que el autor es una especie de medium. 

Esta parece ser una buena propuesta para este milenio.Me gusta mucho Italo Calvino; me gusta su prosa limpia, me gustan sus novelas fantásticas, me gustan sus ensayos literarios de Seis propuestas para el próximo milenio. Pero hace poco leí un curiosos libro suyo, Ermitaño en París, que reúne textos diversos, fundamentalmente autobiográficos, y que hizo que Calvino me resultara en ocasiones un tanto cargante.

 

"Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie" Dice Tancredi y abrazó al tío conmovido"...El Gatopardo es la primera y última novela de Giuseppe Tomasi de Lampedusa, que con anterioridad no había hecho otra cosa que escribir cartas. A los cincuenta y ocho años redactó su única novela, y durante dos años la trató de publicar infructuosamente. Se la rechazaron en Einaudi y en Mondadori, porque lo que se llevaba por entonces era la llamada literatura comprometida, o sea, el realismo socialista, y la bellísima obra de Lampedusa no tenía nada que ver con eso, por fortuna para nosostros sus lectores. Al cabo Feltrinelli la sacó en 1957, pero el pobre príncipe murió pocos meses antes, sin saber siquiera si le iban a publicar.

Un título para los guisantes verdes.Un autor amnésico es el maravillosos Conrad de El Corazón en las tinieblas, una novela que, pese a reproducir casi punto por punto una experiencia real del escritor, no tiene nada que ver con lo rememorativo y lo autobiográfico: cuando Conrad habla de la selva no está describiendo la selva del Congo Belga, sino La Selva como categoría absoluta, y ni siquiera eso, porque esa jungla enigmática y horriblemente ubérrima representa la oscuridad del mundo, la irracionalidad, el mal fascinante, la locura.

Creo que me compliqué demasiado, no puedo seguir. Por La Loca de la casa desfilan nombres tan conocidos como Nabokov, Faulkner, Eluard, Grass, Joyce, Kafka, Cervantes, Salgari, Zola, Tolstoi, Hemingway, Rimbaud, Wilde,  Sthendal, Proust, etc, etc, etc…

Acérquense, porque además de mostrarnos un universo literario con sus pro y sus contra, lleno de anécdotas bien aderezadas con su sentido irónico, Rosa Montero nos engatuza con una experiencia personal con triple final, que pudo haber sido de cualquier manera… o quizás no fue de ninguna.

Solo su genial imaginación,  esa loca de la casa, logra que lleguemos al final con una sonrisa, esa que ya nos habíamos puesto desde la primera página:

Me he acostumbrado a ordenar los recuerdos de mi vida
con un cómputo de novios y de libros…

Tener imaginación es garantía de una vida más plena

El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo. Bécquer

12 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, LIBROS PREFERIDOS, LITERATURA UNIVERSAL