Arte para los ojos.

Yo usaba espejuelos. Hace casi veinte años tomé la sabia decisión de operarme  y me puse en manos de unos capacitados doctores que extirparon de mis ojos la indeseable miopía  que amenazaba con avanzar.

Siempre he admirado a los cirujanos, esas personas que aprenden a lidiar con sangre, huesos, ojos… y los manipulan con habilidad, con destreza, casi como jugando, para enderezar, acotejar y componer lo mejor posible lo que la naturaleza o un accidente ha trastocado. Son elegidos, digo yo, porque ante tanto interior expuesto como en bandeja, no todo el mundo permanece de pie.

En esos quijotes del cuerpo he pensado hoy, cuando ha caído en Mi Librería el primer libro de Oftalmología editado en Cuba: Monografía oftalmológica, o descripción de todas las enfermedades que pueden padecer los órganos de la visión. Una joya, sin dudas.

Fue escrito por el Dr. José M. González Morillas, español que ejercía su profesión en La Habana , en la Sala de Santa Lucía del Hospital Militar a mediados del siglo XIX. El libro, editado en dos tomos, fue publicado en 1848 y tiene el valor añadido de ser el primero que vio la luz sobre este tema en castellano. Es el resultado de su experiencia, sus observaciones, deducciones, y todo lo que pudo hacer ante los miles de enfermos que atendió en esos años. Incluye además grabados y dibujos anatómicos, de ojos e instrumentos para mí espeluznantes, para los estudiantes de la época, útiles. La Oftalmología era casi desconocida en Cuba, y los avances europeos quedaban distantes, difíciles de acceder,  de ahí que la obra del Dr. González Morillas constituyó la base de estudios posteriores, resultado de su esfuerzo por trasmitir sus conocimientos.

Por supuesto, no lo he leído completo, solo de ver esos ojos picados al mejor estilo Buñuel  o descubrir el procedimiento para quitar un glaucoma por aquí o un tumor por allá me da escalofríos. Pero la primera parte del libro sí estaba a mi alcance, y me llamó mucho la atención la denominación de ARTE a esta ciencia difícil y misteriosa que es la Oftalmología. Algo capté además de la anatomía y fisiología del ojo, pero cuando entró en las patologías y la terapéutica quirúrgica, tuve que abandonar sin remedio.

Tal vez, para los doctores que me operaron, el libro Monografía oftalmológica esté obsoleto. Pero nadie le quitará su indiscutible valor bibliográfico e histórico, su osadía… y yo lo veo desde este siglo XXI con verdadera alegría, especialmente porque pienso que algo tuvo que ver para que yo un día lanzara desde mi balcón mis horribles espejuelos de miope.

About these ads

8 comentarios

Archivado bajo LIBROS ANTIGUOS, LITERATURA CUBANA

8 Respuestas a “Arte para los ojos.

  1. Isi

    A mí también me da un poco de repelús lo de los ojos… Sólo he visto una operación de cataratas (en un perro, se entiende), y ahhhhgggg, qué mal lo pasé. Bueno, el caso es que ahora por ejemplo para las cataratas sólo es abrir un poquito y meter un aparato que, por ultrasonidos, rompe la opacidad, como si dijéramos… Evidentemente en el SXIX era un poco más complicadillo…
    Estos libros antiguos sobre medicina me chiflan. Yo tengo 4 libros de principios del siglo pasado y uno de mediados, todos ellos de veterinaria, que son la bomba; aunque sólo he mirado ciertos temas (son unos tochazos!!!), pero es que me encantan. Cómo han cambiado todas las cosas!

  2. Es increíble cómo encuentras cosas que siempre me parecen interesantes, aunque todo el tema de la cirugía hace que me mareé (literalmente).

    ¿Y no será que no depende tanto lo que te cuenten como de quién te lo cuente?

    Ah, los dibujos, la tipografía, etc, son una maravilla.

  3. “ante tanto interior expuesto como en bandeja, no todo el mundo permanece de pie” ay Ade, si algún día alguien sufre un accidente, que su karma le de para que no esté yo a su lado porque la sangre y los huesos rotos, carne rota y posturas anti-naturales me vuelven una absoluta inútil…tienes toda la razón en lo que dices…no sólo permanecer de pie ¡ayudar! para poder hacer algo se necesita VOCACIÓN :D
    Que joya tienes ahí en tu librería. Ese libro, como bien dices, es el abuelito que ha permitido que nuevas técnicas se descubrieran y mejoraran.
    Siempre disfruto muchísimo tus entradas…
    Recibe un beso grande,
    Ale.

  4. Ade, qué grabados mas chulos, ño, que envidia, me recuerda mis tiempos de librera, la emoción inigualable de descubrir una joyita, poderla comprar y tenerla, y el dolor posterior de tener que vender esas maravillas por unos muy bienvenidos y necesarios dolares, si yo contara las cosas que pasaron por mis manos…Y por otro lado, te recuerdo muy bien con tus espejuelos, incluso tenías la marca perenne en la nariz, de lo tanto que pesaban y fuí yo la que te acompañé las dos veces ( los dos ojos) a La Ceguera para hacerte esas maravillosas operaciones que al día de hoy te permiten mostrar esos ojos tan lindos que tienes .
    Firma: tu prima que entonces no usaba lentes y ahora sí, ironías de la vida, jaja. Maggie

  5. adelita137

    Isi: eso de los libros antiguos es apasionante, te imaginarás que por mis manos ya han pasado unos cuantos… qué interesante eso de la operación del perro, yo ni eso soy capaz de resistir.

    Loque: Gracias, la verdad que las fotos se las traen, pensé que me iban a matar virtualmente cuando las vieran, pero es que son tan llamativas que me decidí.

    Ale: Bueno, esperemos que a nadie le pase nada cerca de ti… ¡ni de mí! jeje. Gracias por venir. Un abrazo

    Maguna: Pues para mí eso de operarme fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Fue en el año 91 y aún hoy, no tengo que usar espejuelos. Ya iba a poner una foto de aquellos años pero tenía que buscarla y no quería demorarme más, estoy tan haragana para escribir…

    AD.

  6. Interesante entrada, como siempre, Ade, es verdad que muchos libros científicos quedan desfasados, pero nos siguen pareciendo hermosos por sus imágenes. Me he acordado del Dioscorides..

    Que bien lo de tu operación, valiente, lo de los ojos si que me da respeto, y en cuanto a ver una operación, ni hablar, he pasado muy rápido por tus dibujos, la imagen de Buñuel me llevó a mi único caso de maltrato a un libro de Teoría de la Imagen, lo arranqué, me quita el sueño…, esta vocación no iba conmigo, jejeje!
    Un abrazo ;-)

  7. adelita137

    Maribel: Esa imagen de Buñuel no tiene perdón… gracias a la vida que no somos nosotros los únicos que existimos… también hay cirujanos, jeje. Saludos, AD.

  8. Eva

    Debe ser un lujo tener un libro como este en tus manos Ade. Yo no lo leería, me da yuyu y no entendería nada de nada, pero como amante de los libros sabría admirar este primer libro de oftolmolagía publicado en Cuba.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s