Archivo de la etiqueta: LITERATURA CUBANA

Lo mejor de lo mejor…en la web (7)

Tengo la necesidad imperiosa de compartir tantos posts buenos, leídos por ahí, en sitios y blogs , que decidí abrir esta categoría, aunque tengan que ver o no con libros-librerías-literatura-lectura y otros tags afines. Recomendaciones especiales de Mi Librería. (Ver la categoría)

Pero esta vez, celebrando mi segundo cumpleblog, haré algo especial: todos los sitios sugeridos son de Cuba. He tratado de seleccionar de diferentes temas, para ver si, como lingote de oro, le caigo bien a todo el mundo. Espero que descubran nuevos aristas de mi controvertido país y que saquen sus propias conclusiones.

HUMOR
Humor cubano

He reido mil veces con estos espectáculos de los humoristas cubanos, quizás no entiendan algún chiste por ser un poco locales, pero van a disfrutarlos, imagínense que los cubanos son así, eternos jodedores bromistas.

FOTOGRAFIA
FotoCuba

Seguramente han visto muchísimas fotografías de la Isla en promociones de viajes, pero las fotos de Reno Massola son otra cosa y no van a pasar inadvertidas.
Les sugiero que se detengan  un segundo en las que realizó especialmente al New York City Ballet. Formidables.

 

MÚSICA
El Taburete

El Taburete es una silla que se usa en el campo cubano, hecha de madera y cuero de animal, tiene la peculiaridad de ser muy cómoda y fuerte por lo que se estila recostarla a la pared y así inclinada, disfrutar un cafecito o una buena conversación. Me imagino que los hacedores de este blog quieren que tomen asiento y disfruten de sus comentarios, fundamentalmente de música cubana,pero también van a encontrar reseñas de arte y de la vida en la Isla. Tómense un “diez” y entren sin pena.

LITERATURA
La Jiribilla

Conocí esta revista en su edición de papel por sus diseños, era cuando mi hijo estudiaba esa carrera y esos dibujos locos que presentaban para mí eran funestos, luego empecé a apreciar su intención y su manera aguda de llegar al público joven, a quien está dirigida la revista. Registren bien esta página que puede ser un punto referencial para conocer la cultura cubana de alto vuelo. No dejen de visitar la página de El Cuento, cuando tengan tiempo de leer, que nadie les diga que no saben nada de literatura cubana.

INFANTIL
Zunzún

Así se llama una revista para niños, que se supera en su versión digital. Es muy conocida, lleva  años en circulación, en ella han dejado su huella escritores muy significativos en la literatura infantil, como Anisia Miranda, Dora alonso y Nersys Felipe.
No se pierdan la sección para curiosos, compártanla con sus niños, vale la pena.

 

Ah, y no me pidan de política o de la situación actual o de cómo nos las arreglamos los cubanos, no quiero estropear esta hermosa mañana azul.

9 comentarios

Archivado bajo LO MEJOR EN LA WEB

Las Muchachas de La Habana

He elegido el título con toda intención de atrapar lectores, pues hace más de un mes ando alejada de mi querido blog y necesito acercar de nuevo a mis fieles con este encabezamiento sensual y llamativo.
Pero es solo en broma, mi verdadero propósito es comentar un libro editado en el 2004, y reeditado recientemente, llamado así: Las Muchachas de La Habana no tienen temor de Dios, de la investigadora Luisa Campuzano, y a partir de él presentarles  algunas voces femeninas que prestigian la literatura cubana.
Les recomiendo el libro porque explora seria y críticamente los textos femeninos desde el siglo XVIII hasta el XXI, con la sabiduría que esta profesora universitaria, importante y reconocida intelectual, encara el tema tan controvertido de la mujer. Me gusta su enfoque, su punto de vista, Campuzano no cae en el tan manido feminismo barato, sino que nos revela a la mujer en toda su dimensión, no la que esgrime culpas, sino la que, aún a codazos, buscó el lugar merecido. Ella induce un serio acotejo de posiciones, no se lamenta, busca soluciones y hace caminos nuevos.
Escuchemos su propia voz:

…hace falta sobre todo intentar salirse de la embriaguez, del aturdimiento de la gran fiesta y repensarse, reflexionar sobre nosotras mismas, para recuperar de algún modo en nuestro pasado, en lo que de él salva y proyecta la selectiva memoria, un atisbo, una guía para el futuro.

Y no diré más, pues nada aportaré después de ella. Quiero presentarles algunos fragmentos con el fin de que conozcan a esas atrevidas muchachas de La Habana, irreverentes y audaces, que no temen a Dios, sea el año que sea.

GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA
 (1814-1863 )
Novela: Sab

Bajo este cielo de fuego el esclavo casi desnudo trabaja toda la mañana sin descanso, y a la hora terrible del mediodía,  jadeando,  abrumado bajo el peso de la leña y de la caña que conduce sobre sus espaldas, y abrasado por los rayos del sol que tuesta su cutis, llega el infeliz a gozar todos los placeres que tiene para él la vida: dos horas de sueño y una escaza ración. Cuando la noche viene con sus brisas y sus sombras a consolar a la tierra abrasada, y toda la naturaleza descansa, el esclavo va a regar con su sudor y con sus lágrimas al recinto donde la noche no tiene sombras, ni la brisa frescura: porque allí el fuego de la leña ha sustituido al fuego del sol, y el infeliz negro, girando sin cesar en torno a la máquina que arranca a la caña su dulce jugo, y de las calderas de metal en las que este jugo se convierte en miel a la acción del fuego, ve pasar horas tras horas, y el sol que torna le encuentra todavía allí… ¡Ah, sí!, es un cruel espectáculo la vista de la humanidad degradada, de hombres convertidos en brutos, que llevan en su frente la marca de la esclavitud y en su alma la desesperación del infierno.

 DULCE MARÍA LOYNAZ
(1902-1997)
Novela: Jardín

Bárbara ha recogido los pedazos de algunas cartas rotas y los va clavando con alfileres sobre el peluche azul que cubre la mesa. Cortado el vuelo, quedan allí sujetos al tedio de la horas, como si fueran mariposas muertas.
Hay mariposas desteñidas, y otras repiten el color de sus hermanas; pero todas dejan adivinar la selva obscura que un día traspasaron con sus alas, aquellas alas de papel tan leves, cargadas, sin embargo, de tempestad…
Bárbara las clava al azar, y al azar va leyendo su historia torva y monótona, con párrafos cambiados y lagunas que nadie podría llenar ya nunca, por donde el corazón salta de prisa con miedo de caer o de perderse…
Y Bárbara lee en esta clara tarde de septiembre, asiste silenciosa a este lento desangrar del alma, mientras las mariposas vivas vuelan fuera.

MAYRA MONTERO
(n.1952)
Novela: Son de almendra

Anastasia murió acribillado en el Park Sheraton de Nueva York, en Séptima con 55, sobre un triste sillón de barbería, donde quedó con la cara aún embarrada de espuma, como un pastel a medio decorar. La noticia llegó por teletipo al periódico. No se suponía que me importara, porque mi trabajo, desde hacía año y medio y quién sabe por cuánto tiempo aún, era el de entrevistar artistas: cantantes, bailarinas, comediantes. Los comediantes, por lo general, son presumidos con muy mal carácter. No me gustaba lo que hacía, detestaba ese tipo de periodismo ligero, pero no había tenido alternativa cuando empecé a trabajar en el Diario de la Marina, recomendado por un amigo de mi padre. Todas las plazas que hubiera preferido estaban ya cubiertas, y sólo necesitaba algún estúpido que se sintiera feliz de averiguar qué nuevos planes calentaba la cabecita hueca de Gilda Magdalena, la más rubia de nuestras vedettes; o de qué harén se había escapado Kirna Moor, bailarina turca que arrasaba en las noches del Sans Souci; o de qué orquesta se hacía acompañar Renato Carosone, payaso italiano que cantaba la absurda canción que no paraban de poner por radio: Marcelino Pan y Vino.

ENA LUCÍA PORTELA
(n.1972)
 Novela en preparación: Los delincuentes como nosotros.
 
 A veces me pregunto si este nené tan brillante –e imaginativo– no será virgen aún. Ya sé que no es asunto mío, pero de todos modos me lo pregunto. Más delgaducho que su padre, pero también más alto y con una larga melena plateada por las canas, el chama tiene su swing. Pienso que podría gustarle a cualquier muchacha, cómo no. Pero no hay más que verlo de lleno en su salsa, atornillado a una silla frente a su computadora («pega’o con Kola Loka», dice Manolín), cometiendo delitos informáticos a mansalva, riéndose por lo bajo en una onda de lo más luciferina o mascullando terribles amenazas en algún idioma que sólo él entiende, para vislumbrar el titánico esfuerzo que le costaría a cualquier muchacha, incluso a una muy bonita y arrolladoramente sexy, arrancarlo de ahí por un ratico. Porque tal parece como si la vida real, la que transcurre fuera del ciberespacio, le resultara inodora, incolora e insípida, más soporífera que el Noticiero Nacional de la TVC, que ya es decir.

   

Espero que alguna de estas muchachas los lleve de la mano hasta la librería más cercana, o quizás desde  aquí mismo, a golpe de tecla,  lleguen  hasta Amazon, Popularlibros, Casa del libro, Priceminister… qué sé yo.

16 comentarios

Archivado bajo LITERATURA CUBANA

CRUCIGRAMA LITERARIO:¡Post # 100! (Actualizado)

 

Casi sin darme cuenta, Mi Librería llega hoy a la primera centena de entradas. Más de 70 000 visitantes han pasado por aquí, a conocer un pedacito de mi Habana y de la literatura que se hace en esta isla. Estoy feliz por haber llegado y más aún por todo lo que me queda por andar. Por eso les traje un regalo: un crucigrama literario hecho por mí, con mil defectos, ya verán, pero fue una empresa tan difícil que tuve que adicionarle todo mi cariño para compensar. Descarguen el pdf  y arriésguense a llenarlo, muchas respuestas están en este mismo blog… luego me cuentan.


DESCARGAR CRUCIGRAMA


 Ahora, gracias a la colaboración de Diana, pueden rellenarlo aquí mismo, y solo cliqueando sobre las casillas numeradas se pueden leer las preguntas… ¡Así de fácil!

 

26 comentarios

Archivado bajo LITERATURA CUBANA, LITERATURA UNIVERSAL

Dos invitaciones de Mi Librería

 

A la primera pueden ir tal como estén vestidos en este momento, quizás con un short y una camiseta si pasan los días en una isla tropical como la mía. Además, es bien cerca, no necesitarán transporte, ni dinero, ni guías, ni siquiera tendrán que cruzar a la acera de enfrente. Porque los estoy invitando a la nueva sección de Mi Librería, solo tienen que subir el mouse… anjá, ahí mismo a la derecha… donde dice PARA NIÑOS… ¡eso!… vayan abriéndola en otra ventana mientras les cuento que esa nueva página es para todos los que tengan niños en casa y para los que tengan alma de niño, porque es una selección, aún incompleta, de poesías infantiles cubanas, con las cuales he trabajado y me he divertido mucho. Lo hice teniendo en cuenta la poca difusión que tienen en otros países, y como mis lectores no se pueden quedar atrás, pues que nadie les haga el cuento: ahí tienen buena poesía infantil, impriman las que más les gusten y se las regalan a sus niños de mi parte.  Ahí quedarán para siempre en esa página traviesa que se ha colado en mi blog… para cuando la necesiten.

La segunda invitación ya es más formal. Aquí sí tendrán que cambiarse de ropas, smoking está bien,  tomar un ómnibus los del lado de allá o un avión los del lado de acá. Los invito al fogón de la Dra. Jomeini, porque el pasado domingo, tuvo la gentileza de darme un espacio de su blog para escribir sobre libros y cocina. Y hasta allá llevé a Leonardo Padura, el cubano cuyos libros todos persiguen porque tienen de todo un poco… ¡y más!. Como no quiero repetirme, no les cuento nada, aquí tienen el ticket de entrada… ¡que lo disfruten!

¿La pasaron bien?

18 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, LIBROS PREFERIDOS, LITERATURA CUBANA, LITERATURA INFANTIL

Lectura entre dos… o más

Gertrudis Gómez de AvellanedaHe pensado, pues, que debemos convenir en una cosa, y es que siempre que tú vengas y esté sola, aprovechemos tales momentos para realizar un deseo que tengo hace mucho tiempo, y que es el de leer contigo alguna obra interesante… Con ese objeto he hecho una lista de algunas obras de mi gusto, que voy a nombrarte para que tú escojas la que te parezca y me lo digas. Yo la tendré en casa inmediatamente y la comenzaremos en la primera oportunidad. ¡Qué placer presiento, mi dulce amigo, en leer contigo una obra interesante!

Diario de amor
Gertrudis Gómez de Avellaneda.

Alguien dijo una vez que no leer era como vivir en un calabozo mientras la vida fluye afuera. Y me parece una metáfora elocuente, por eso la archivé en mi memoria. Pero hoy pienso más: pienso que si además de vivir con la lectura, le buscamos una buena compañía, entonces la experiencia se convierte en aventura, nos transformamos en testigos  y en esa complicidad compartida el recuerdo del libro se hace intenso.

No puedo contenerme cuando leo un buen trozo literario y me estremece la trama, la audacia narrativa o la sencillez de la palabra… ¡Pobre del que pase por mi lado en ese momento! Ahí mismo lo detengo y sin importarme su premura le disparo mi asombro sin otra opción que la de escucharme ¡y qué satisfacción nos da cuando comprobamos que valió la pena!

Otra cosa es leer a la vez, cada uno por su lado, pero el mismo libro, adelantándose unas páginas uno, luego el otro, según el tiempo libre de cada cual. Y caer en esas conversaciones que dejan boquiabiertos a los que escuchan sin saber:  ¿crees que la ciudad sobrevivirá a tal situación? ¿viste como mengano dijo todo lo que sabía? ¿ya mataron a la fulana? Y así seguimos, ajenos al mundo, metidos de lleno en el tiempo y el espacio de la ficción…

Todo esto vino a mi mente cuando vi las fotos de Palimp.  No puedo hacer un enlace a ellas y ya, quiero traerlas a mi blog ¿con su permiso?… ¡es que no me pude resistir!

Lecturas compartidas... desde Cuchitril literario

Lecturas compartidas... desde Cuchitril literario

Y eso también lo dan los blog de libros. Compartir libros es agregarle valores, es intercambiar criterios, puntos de vista, es hacer varias lecturas diferentes de un mismo texto. Me gusta eso.

Lecturas compartidas

12 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, LITERATURA CUBANA

Los cuentos de La Edad de Oro.

José MartíSienten a sus niños
frente a la PC
porque para ellos es este post…
y para todos los que tengan
alma de niño
en algún rincón de sus vidas.

Portada original de la revista La Edad de Oro, reproducida luego en muchas ediciones del libro.Había una vez un hombre llamado José Martí. Él era periodista, pero no uno cualquiera: Martí era un periodista excepcional. Por eso aceptó la propuesta de escribir íntegramente una revista mensual  para los niños de América: La Edad de Oro.

“Entro en esta empresa con mucha fe, y como cosa seria y útil a la que la humildad de la forma no quita cierta importancia de pensamiento”.

A pesar de su consagración a ella, de La Edad de Oro solo se publicaron cuatro números. Eso fue en New York, en 1889. Diez años después de  caer en combate José Martí en tierras cubanas, es que se edita La Edad de Oro en un solo volumen, como un libro.

No hay cubano que no haya leído este libro hermoso. Sus poesías, cuentos, historias, leyendas, biografías… tocados todos por la pluma genial del Maestro, son lectura apasionante.

Hoy solo hablaré de los cuentos, que son seis: Meñique, El Camarón encantado, Los Dos ruiseñores, que son adaptaciones en los que aflora el inconfundible estilo martiano y los otros tres,  fruto de su imaginación: Nené traviesa, Bebé y el Señor Don Pomposo y La Muñeca negra.

Para que los busquen, para que los conozcan,  para que los disfruten, para que los incorporen a sus vidas,  Mi Librería les regala un pedacito de estos  últimos preciosos cuentos:

Ilustración original del cuento Nené Traviesa. NENE TRAVIESA (fragmento)
Esa noche que hablaron de las estrellas trajo el papá de Nené un libro muy grande: ¡oh, cómo pesaba el libro: Nené lo quiso cargar, y se cayó con el libro encima, no se le veía más que la cabecita rubia de un lado y los zapaticos negros del otro. Su papá vino corriendo y la sacó de debajo del libro, y se rió mucho de Nené, que  no tenía seis años todavía y quería cargar un libro de cien años.

La Muñeca negra, de José MartíLA MUÑECA NEGRA(fragm.)
Hoy el padre no trabajó mucho, porque tuvo que ir a una tienda: ¿a qué iría el padre a una tienda?: y dicen que por la puerta de atrás entró una caja grande: ¿qué vendrá en la caja? ¡a saber lo que vendrá!: mañana hace ocho años que nació Piedad… Piedad no sabía, no sabía.

La Edad de OroBEBE Y EL SEÑOR DON POMPOSO(fragm)
Bebé levanta la cabecita poco a poco. Raúl está dormido… Bebé se escurre de la cama, va al tocador en la punta de los pies, levanta el sable despacio, para que no haga ruido…y ¿qué hace, qué hace Bebé? ¡va riéndose, va riéndose el pícaro! Hasta que llega a la cama de Raúl y le pone el sable dorado en la almohada.

Recuerden bien: cuando tengan el libro, léanlo despacio, con calma, saboreando cada palabra.

“porque con los cuentos se ha de hacer lo que decía Chichá, la niña bonita de Guatemala:

- ¿Chichá, por qué te comes esa aceituna tan despacito?

- Porque me gusta mucho.”

Creo que a cualquier educador le gustaría tener un marcador como este.

21 comentarios

Archivado bajo LIBROS PREFERIDOS, LITERATURA CUBANA, LITERATURA INFANTIL

Pedro Juan Gutiérrez y los cuentos cortos de su melancolía.

“Un escritor lo único que puede hacer
es coser una gran pieza con trozos de realidad y trozos de ficción.
La gracia consiste en que no se vean las costuras.”
P. J. Gutiérrez

 

La mano de la hormigaSiempre he preferido el cuento corto por la audacia y la sorpresa de los finales. Tengo muchos en mi memoria y casi podría recitarlos. Uno de mis libros de cabecera  La Mano de la hormiga, tiene una recopilación brillante del género. Y cuando digo corto, incluyo el muy corto, cortísimo, minicuento, microcuento, cuentos breves o hiperbreves, microficción,  o como quieran llamarle los expertos. 

 Ha sido cultivado por los máximos exponentes de todas las literaturas del mundo, ahora mismo podría hacer una pequeña lista , donde colocaría otros no tan cortísimos, pero de no más de una cuartilla:  

Galeano La Noche, Borges Diálogo sobre un diálogo, Monterroso El Eclipse, Cortázar Las Líneas de la mano, Benedetti El Otro Yo, Quiroga El Almohadón de plumas, García Márquez El Drama del desencantado, Arreola El Guardagujas
(Podrías tú seguir la lista)

A propósito, buscando en la web, di con esta simpática anécdota que el autor tituló La culta dama y que reproduzco textualmente porque no me pude contener:

Le pregunté a la culta dama si conocía el cuento de Augusto Monterroso titulado “El Dinosaurio”.

-Ah, es una delicia – me respondió – ; ya estoy leyéndolo.

Digo yo que es profunda la dama, ¿no?

 

Pero toda esta introducción ha sido solo para llevarlos a un libro muy especial, que ha estado en Mi Librería pocas veces y que no dura un segundo en el estante:  Melancolía de los leones, de Pedro Juan Gutiérrez

                                                                                                                                              

Melancolía de los leonesMucho se ha hablado  de su persona, de sus novelas, de sus intereses, de sus circunstancias. Todo lo olvidé cuando leí estos cuentos, más bien cuando los vi ante mí, animados en 3D y con el volumen al máximo. Y no es que esto sea más que aquello, que no soy  quien para encasillar, sino que hacía unos días terminaba con El Rey de La Habana y no esperaba este giro en “la conversación”. Estos cuentos son “grandes”,  ingeniosos, frescos, dinámicos.  Muestra de que Pedro Juan no solo es el escritor del barrio cubano solariego y promiscuo,  que ya es mucho, porque para describir realidades con pinceladas de ficción o viceversa, que lo busquen a él.  Pero esta vez … juzguen ustedes mismos.

RAZONES PARA SER IRRACIONAL

Ya me ha sucedido con dos libros de mi biblioteca: al abrirlos al azar encuentro huevas en sus entrañas. El primero tenía dos y el otro tres. Son fetos de libros, muy pequeños aún, blancuzcos y blandos, sin título, sin contenido, sin texto, con las páginas húmedas y pegadas, como una pasta. No sé cuántos de mis libros estarán empollando de igual forma. No sé cómo se las arreglarán para aparearse, poner esos huevos, darles calor, hacer que nazcan las crías. No sé cómo los alimentarán. Qué tiempo les llevará. No sé nada. He preguntado pero nadie sabe. Además, no me atrevo a buscar la información en otros de mis libros porque podría encontrar más que también están empollando. No me queda espacio en la biblioteca y temo que los libritos jóvenes comiencen a invadir poco a poco el resto de la casa.

 

El escritor cubano Pedro Juan Gutiérrez

El escritor cubano Pedro Juan Gutiérrez

 

 LA HORA DEL TE

No encuentro una bandeja apropiada en la cocina: por eso traslado todo poco a poco: la tetera, las tazas, el azúcar, limones, galleticas, pastas, y lo coloco con cuidado sobre el cristal grueso y limpio de la mesa nueva, en la terraza. Una mesa que trajeron esta mañana de la tienda, con cuatro hermosas sillas. Es blanca, de hierro, colocada a la sombra de la tarde, en la brisa que a esa hora  sopla del mar.
Al fin tenemos un juego de terraza para tomar el té, para comer en las noches de calor, para escribir por las mañanas, a la sombra.
Llamo a mi esposa, que dormita la siesta y le digo: Vamos, el té ya está servido. Sale a la terraza, adormilada aún, y se asusta terriblemente cuando ve aquello: !Oh, si el cristal no lo han traído aún!
Y sin terminar la frase, todo cae al piso y se rompe con estrépito.

¿Tenía razón?

 

 

9 comentarios

Archivado bajo LIBROS PREFERIDOS, LITERATURA CUBANA