Se buscan gazapos

Más veces descubrimos nuestra sabiduría
con nuestros disparates que con nuestra ilustración.
Oscar Wilde

 

Antología del disparate. Pescatore di PerlePocas veces he reído tanto como cuando cae en mis manos un libro de gazapos. Recuerdo que intenté “llevarme” de cierta biblioteca circulante un ejemplar de cuyo nombre quiero acordarme pero no hay manera, del escritor Torcuato Luca de Tena. Lo saqué en préstamo en dos ocasiones y fue una fiesta compartirlo en casa. Volví decidida la tercera vez -ya sé, ya sé que eso no se hace- pero alguien me había tomado la delantera.
¿Lo conocen? (Si la respuesta es SÍ, pincha en comentarios).
Luego adquirí en una librería de viejos la “Antología del disparate”, de Pescatore di Perle. Lo mismo. Risas van y vienen. No me deshago de él. Y si no me creen, traten de contenerse cuando lean esto:

He aquí un telegrama publicado en La Razón, del 11 de octubre de 1929:

FUE COLOCADA LA PRIMERA PIEDRA DEL MONOLITO CONCORDIA.

Las comisiones chilena y peruana demarcadoras de los nuevos límites entre Chile y Perú, establecieron la señal donde se levantará el monolito Concordia, cuya primera piedra colocaron.

No es un secreto para nadie que monolito quiere decir monumento de piedra de una sola pieza (de monos, único y litos, piedra). Así pues, si en Arica han colocado la primera piedra del monolito, !ya está!, !ya han colocado el monolito entero!. Supongo que esta noticia les sorprenderá y les llenará de satisfacción, pues no bien empezaron, ya han terminado con todo.

Enciclopedia del despiste nacional. Evaristo Acevedo.Entonces apareció el tercero: Enciclopedia del despiste nacional, un tomito de Evaristo Acevedo, publicado en 1957.

Creo entender, por algunas búsquedas en la web, que se publicó otro libro de este autor, como continuación del que hoy presento, no sé si son gazapos nuevos, ojalá que sí… y ojalá que un alma caritativa venga de visita a La Habana con un ejemplar bajo el brazo.

Recuerdo aquel día en que lo conocí…
abrí sus páginas y leí directamente en la página 242:

En una romática sección de un periódico de Pamplona se lee:

A los acordes del órgano, entró la novia ricamente ataviada de blanco y velo ilusión, acompañada del brazo de su padre don Pedro Zaratiegui, padrino de la boda.

!Conmovedor rasgo! Don Pedro, quizá retenido en cama por culpa de la gripe, no pudo asistir completo a tan solemne acto y envió el brazo a su hija en señal de adhesión.

Suficiente para llevarlo a casa. Y es que uno, además de reirse, aprende en ellos. Que sí, porque los antologogazaperos hacen una explicación, a veces más simpáticas que el gazatrapado, pues son personas de amplia cultura y agilidad mental, capaces de detectar perlas incluso en la etérea vida de la radio.

Me sorprendí mucho cuando supe cuántos gazapos hay en los libros actuales, muchos de los cuales están entre mis preferidos.  Pero así en frío, reconozco que no me llaman tanto la atención como cuando vienen acompañados por el agudo comentario de un experto.

Sé que hay más, pero no los tengo. Me prestaron el de aquel argentino que coleccionó los disparates célebres de sus alumnos. Y los que hemos sido profesores bien sabemos las cosas que aparecen en los exámenes.  Apelando a mi memoria  recuerdo algo así, redactado por algún estudiante:

Las mujeres aborígenes se ocupaban de la siembra, recolección y todo lo concerniente a la agricultura. Atendían las labores de aseo y cuidado de los niños y preparaban el casabe y elaboraban los alimentos de la tribu. Construían  ellas mismas los instrumentos de barro y todo tipo de utensilios. Pescaban, cazaban y transportaban  sus presas . Los hombres hacían todo lo demás.

A eso es a lo que yo le llamo “igualdad”  entre el hombre y la mujer

 Volveré sobre el tema porque me gusta reir y aprender, cosas que van bien ligadas al gazapo.
Mientras espero sentada por otro libro semejante, me consuelo con la página de Pifias y gazapos que ya bastante lágrima me ha sacado y no precisamente de llanto.

Y queda oficialmente inaugurada la GAZAPOTECA, en la columna derecha de mi blog. Lo cambiaré todas las semanas… y si alguien quiere hacer su aporte,

!bienvenido sea!

No puedo asegurar que sean ciertos estos gazapos, pero están en la web y me parecieron simpáticos.

No puedo asegurar que sean ciertos estos gazapos, pero están en la web... ¿qué ustedes creen?

Anuncios

17 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, HUMOR DE LIBRERIAS, LIBROS PREFERIDOS

17 Respuestas a “Se buscan gazapos

  1. Ale

    Debo confesarte Ade que no sabía lo que eran los gazapos hasta que leí tu artículo tan interesante.
    ¡Me he reído mucho!…yo recuerdo que en un exámen en primero de primaria le preguntaron a una pequeña por qué le decían a Miguel Hidalgo el padre de la Patria (Es un prócer mexicano) y la pequeña respondió “pues porque así le gustaba a él que le llamaran” ¿que tal de cándida la criatura ehhh?

    ¡Gracias Ade!

  2. ¡Muchas gracias por la mención de mi humilde blog! Y gracias por meterme, aunque sea de refilón, en el grupo de personas “de amplia cultura y agilidad mental”. Nada más lejos de la realidad…

    Quiero recomendar un par de libros que para mí son como un tesoro: “Estupidiario” y “Aún más estupidiario”, de Ramón Gabilondo, Luis del Val y Gorka Zumeta. Recogen los más sonados gazapos de la radio española de allá por los años 2000-2001 y vienen con CD (cuando lo conseguí yo venía con cassette).

    Un saludo

  3. adelita137

    Qué buena información! Aunque no sé si agradecértelo realmente, porque ahora no podré dormir hasta que no consiga esos libros, jaja. Y sigo creyendo que detectar gazapos es para gente con chispa, así que… ahí estás khaspah, qué le vamos a hacer!

  4. adelita137

    Mi fiel Ale: me alegro mucho que el primer gazapo lo hayas aportado tú, tan atenta, sabes que irá directo a la GAZAPOTECA, el próximo viernes. Qué bueno que aprendiste algo en mi página! Y que reíste! Un abrazo.
    ADE

  5. Interesante esta entrada de los gazapos, a partir de ahora, estaré pendiente y si encuentro alguno, no dudes que lo pondré.. jjejeje..

    Te envie un mail… un abrazo niña

  6. Si lo encuentro no dudes que te lo llevaré.. un besazo

  7. Quizá el libro que estas buscando es.. Edad prohibida…?.. dímelo niña

  8. Bueno, nuevamente estoy aquí.. he encontrado algo que quizá te pueda interesar….

    22. Torcuato LUCA DE TENA, académico: “A por usted vengo- comentó, dirigiéndose a Alicia” (Los renglones torcidos de Dios. Barcelona, Planeta, 2000, 93). “Echaste a correr, temorosa de que volviera a por ti” (O. c., 143).

  9. adelita137

    No creo, yo me leí Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luna de Tena,y el que busco es de él, pero de gazapos, si mal no recuerdo eran dos tomos pequeños, pero no recuerdo el título de ninguna manera. Gracias de todas formas. Saludos, ADE

  10. adelita137

    Me parece que no era ese… qué pena, te estoy haciendo trabajar. es que en el título debe decir algo de gazapos o pifias o despistes o alguna idea afín, digo yo.

  11. El último que te deje habla de gazapos, búscalo niña, quizá pueda ser este.

    Lindo día, un saludo

  12. Muy buena entrada, me encantan estas cosas. Y muy interesantes enlaces.

    Por cierto ¡a ver si pongo el enlace en mi blog! (qué despistada soy)

    Con el título del libro no te puedo ayudar.

    Las fotos que publicas no son realmente gazapos, como sospechabas, son la de web http://www.worth1000.com/
    que se dedica al retoque de fotos, entre otras cosas, pero circulan por ahí como fallos auténticos
    (a mí me las enviaron como tal, y me lo aclaró un compañero)

  13. adelita137

    eso pienso, son demasiado evidentes esos errores cinematográficos, pero los puse de todas formas para que la gente vea cómo se manipula eso y se cuestionen. Gracias por el enlace… !nos vemos!
    ADE

  14. estodevivir

    Aquí va uno:
    Cuando el escritor cubano Felix Pita Rodriguez iba a visitar un pequeño pueblo de La Habana, colgaron un gran cartel a la entrada del pueblo:
    “Bienvenida, compañera Felipita Rodriguez”

  15. El mismo compañero que me dijo que la foto del avión de Troya era falsa, me dijo que en esa peli se ve a un niño paseando una llama.

    Sí, sí, una llama peruana, que en Troya había muchas, al parecer.

    Todavía me estoy riendo de lo de Felipita

    bss

  16. adelita137

    Ahora tengo que ver la película otra vez… ¡en busca de la llama perdida! jaja. Gracias, loquemeahorro. Sí, lo de Felipita fue cierto, hay un libro de un humorista cubano ya fallecido Antonio Núñez Rodríguez, que narra ese hecho y muchísimos más, tan simpáticos como ese. Nos vemos por tu blog. Un abrazo.

  17. Ale

    Bueno, debo confesar que este da pena ajena,
    la esposa alguien muy conocido aquí en mi país dijo un día que admiraba mucho la literatura de la gran escritora Rabina Dath….se estaba refiriendo a Rabrindanath Tagore…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s