Recuerdos de una bibliotecaria escolar

Siempre imaginé que el Paraíso
sería algún tipo de biblioteca.

Jorge Luis Borges.

Fueron pocos años, pero inolvidables. Ya sé que suena cursi, pero si digo otra cosa, me alejo de la verdad.

Llegué a la escuela primaria de mis hijos y pregunté dónde estaba la biblioteca. La gentil directora me enseñó un local completamente vacío: – hay que hacerla–  me dijo con cara de quien intenta y no logra.

Érase una vez un rey.

Teatro: Érase una vez un rey

Suficiente.  Allí me quedé unos cuantos años haciendo el trabajo más hermoso que ha salido de mí. Atendía a todos los niños de la escuela, desde prescolar a sexto grado, en un turno fijo de biblioteca semanal para cada grupo docente. En ese encuentro les hablaba de los aspectos técnicos alrededor del libro: sus partes, las  ilustraciones, cómo hacer una bibliografía, cómo usar el índice, el diccionario y a la vez, leíamos cuentos, los iniciaba en el mundo de los libros. No puedo contar cuánto hice, incluso yo misma me asombro haciendo este repaso mental y sé que no podría hacerlo de nuevo… ¡ay, juventud divino tesoro!

Como resultado de esta experiencia elaboré dos folletos de estrategias de animación para la lectura, que luego se generalizaron por todo el país. Hice festivales del cuento en los que cuidaba que estuvieran representadas la literatura tradicional y la contemporánea, la universal, latinoamericana, la cubana… tuve que hacer las adaptaciones, escribir y hasta pasé un curso de dirección de actuación. ¡Qué locura! ¡Qué emoción llevar las obras ganadoras a centros de trabajo, hospitales, teatros! Mis niños actuaron hasta en la calle y en una ocasión lo hicieron para un grupo de sordos y ciegos. ¡Cuántos recuerdos!

Jornada científica

Otra actividad que promoví con verdadera euforia fueron las jornadas científicas,  para  alumnos y profesores… y qué orgullosa me sentía cada vez que algún trabajo propuesto ganaba en eventos municipales, provinciales o nacionales.

Creé la “Pagina Viajera”, una hojita que mensualmente hacía para promover la lectura y que los niños esperaban con verdadero interés. Inventé juegos didácticos, pinté paredes y senté a los niños por el piso.

De aquellas experiencias escribí y pude participar en tres Congresos de Pedagogía. En cada evento, jornada, festival, en cada idea, en cada locura que se me ocurría, tuve el apoyo incondicional de la dirección del centro. Por eso llegaba a la comunidad y movilizaba a todos a mi alrededor. Mi humilde biblioteca escolar era un lugar activo, vivo, capaz de atraer, aglutinar, motivar y convencer.

Y todo eso se lo debo al LIBRO.

Pensé en contarles esta sencilla historia, tan común en este mundo de hacedores, cuando leí un comentario de Isi, recordando la época en que no había internet, hace miles de millones de años. Y yo me pregunto, ¿cuánto más podía haber hecho? ¿hasta dónde hubieran volado mis alas?

Anuncios

16 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS

16 Respuestas a “Recuerdos de una bibliotecaria escolar

  1. Isi

    ¡Qué maravilla Ade!
    Pensar que levantaste tu sola una biblioteca escolar, porque una en la que los que ya son lectores no tiene tanto mérito como otra en la que se están fraguando lectores 😉

  2. Hilario

    ¡Qué labor más buena la tuya! Tienes motivos para estar muy orgullosa.
    Un saludo.

  3. ¡Ade, qué historia más bonita! ¡Qué orgullosa te tienes que sentir!
    Hacíais teatro y todo, y el boletín, las jornadas… bueno, todo me parece increíble!
    Oye ¿de dónde sacaste los libros?
    Otra cosa, esos consejos para formar lectores ¿se pueden consultar en alguna parte? A lo mejor los podrías colgar aquí.

    ¡Qué tía, cuánto te admiro! En serio, yo alucino con la gente que tiene tanta iniciativa y capacidad de trabajo.

    Bueno… trabajaste casi tanto como el pobre Hoyt Wilhelm en la temporada 1974-1975 🙂

  4. adelita137

    Isi: esa fue la parte más linda del trabajo, porque cada vez que miraba para atrás, pensaba… ¡Dios mío, todo esto lo hice yo!… y no me lo creía, jeje. Fue muy lindo, la verdad, por eso lo escribí, para compartirlo.
    Hilario: Sí, y ahora extraño esa etapa como no te imaginas, a veces me aburro demasiado fácil, extraño los niños, la algarabía, en fin… el tiempo pasa…
    Loque: Para conseguir los libros fue fácil, porque hice una campaña en la escuela y la comunidad, que al final me sobraban, ¡hasta vendí muchos para comprar otros y mejorar la colección!En cuanto a la capacidad de trabajo, confieso que actualmente se encuentra reducida a la mínima expresión, pero bueno, alguna vez lo hice y a veces es bueno mirar para atrás. Mira, he pensado en los folletos de estrategias de animación a la lectura, son muy útiles, la verdad, incluso no solo para maestros o educadores, sino para padres, en fin, tal vez haga un post sobre eso algún día, deja ver. Jaja, tú siempre descubres los gazapos, eh?

  5. Qué derroche de creatividad, si es que antes con poco siempre te las ingeniabas para hacer grandes cosas y hoy con tanto la imaginación parece en desuso.

    Me ha encantado tu página viajera y te animo a que nos cuentes más sobre las estrategias de animación a la lectura.

  6. Voto sí!! Es que mi sobrino está en esa edad de comienzo a la lectura, y me gustaría tantísimo que compartiera esta maravillosa afición con una servidora… (y con su señora madre, que ha leído y lee el triple que yo)

  7. Hola, AD: me ha encantado la entrada; me asombras e incluso he sentido un poco de envidia. ¡Qué orgullosa tienes que sentirte! Me ha gustado mucho, que incluyeras entre tus objetivos que se acostumbraran a manejar el diccionario,el índice, como hacer una bibliografía. Algo que suele olvidarse pero que es fundamental (estoy harta de ver universitarios a punto de graduarse que no saben como hacer una búsqueda).
    ¡Algo sé de la satisfacción que da, cuando partiendo de nada, de repente haces balance y te das cuenta de todo lo que has hecho! Y seguro que ese trabajo y ese esfuerzo tuyo se multiplica -porque muchos de esos lectores que hiciste habrán hecho a su vez otros lectores.
    ¿Sabes de quien me acordé leyendo la entrada? De Inma -no sé si te lee-porque acaba de irse a vivir a un pueblo de 800 habitantes y quieres organizar la biblioteca pública.
    Estaría bien que escribieras algo más sobre tu experiencia. Seguro que a Inma (y a los demás) nos vendría bien y disfrutaríamos un montón.
    Un abrazo.

  8. ¡Qué bonito Ade! me ha encantado. En mi cole también tenemos biblioteca y todos los maestros rotamos por ella. Me encanta cuando me toca a mí. En sumomento, hace 2 años, creamos un grupo bastante majete de profesores que nos curramos un montón la vida literaria del centro. hicimos un día del libro fabuloso centrado en los piratas, pero… nuestro dire se enfadó con nosotras, nos dijo que perdíamos tienmpo en la enseñanza para dárselo a esas “tontás”, así que ni cortas ni perezosas dejamos de hacerlo, con todo dolor de nuestro corazón. Ahora esas mismas personas seguimos trabajando la literatura infantil en el aula, sin contar con el resto del colegio. qué pena, ¿no?
    Un besote y nuevamente: preciosa entrada.

  9. adelita137

    Elwen: creo que tienes razón con lo de la creatividad, la gente se ha acomodado un poco, qué triste, eh? De las estrategias, eres la segunda, ya voy a tener que pensarlo mejor, jeje.
    Loque: Te juro que dan resultado las estrategias, ahora veo a los muchachos de aquellos años y son lectores buenos… ¡cualquiera diría que los preparé para que me compraran libros hoy en Mi Librería! Ja!
    lammermoor: Pues esperemos que Inma se reporte por aquí, eh? ¡Ojalá estuviera yo allá para ayudarla en lo que fuera posible!
    Lahistoriaenmislibros: Pues ya conozco yo directores así! El final de mi historia es precisamente ese: cambiaron la escuela y fui a parar a una secundaria básica en que la directora no entendía mis “locuras”, ella quería la biblioteca silenciosa, aburrida y anticuada… pues me fui y ya. “Gracias” a eso llegó Mi Librería…

  10. ¡Sos divina Ade! 😀
    Hubo en la secundaria una sola persona que logró que me apasionara por la lectura. Pese a sus constantes reproches a mis trabajos prácticos, porque ella decía que mi manera de escribir era demasiado cruda (supongo no será aficionada al realismo sucio), llegué a tenerle un gran aprecio.
    Sólo ahora me doy cuenta de cuánto le debo. Hay muy pocas personas capaces de transmitir tan precioso legado. Por eso entiendo lo que expresa Isi.
    He leído el artículo de Isi. Concuerdo con ella, aunque no lo comenté por allí. Sabiendo cómo usarlo, internet es una herramienta formidable. Pero de nuevo, debo quitarme el sombrero y reconocer que mis educadores han sabido enseñarme cómo filtrar correctamente la información, o mejor dicho, cómo sacar información de ese montón de datos revueltos.
    Un abrazo.

  11. isabel

    Muchacha eres Genial….y seguirás siéndolo siempre esté donde estés.

  12. adelita137

    hielasangre: exacto, ese es el nuevo reto de los educadores con Internet, quitar la paja entre tanta rama para encontrar los frutos, como decía Martí. Para eso no se debe renunciar a la educación convencional, sino enriquecerla, perfeccionarla. Un saludo, amigo.

    isabel: gracias, Isa, cuando se trabaja con niños es difícil no hacer las cosas con entusiasmo. Un beso.

    AD.

  13. Debió de ser fantástico… Con internet, posiblemente habrías llegado aún más allá, pero lo que hiciste es maravilloso. He llegado aquí de rebote, pero me alegro de haber hecho esta visitilla.

    Una sonrisa.

  14. Excelente AD! Muy buena labor! Enhorabuena por ello 🙂

  15. !Qué envidia! Lo que yo hubiese dado por tener algo así en mis años escolares.

    Tienes que estar muy orgullosa, Ade.

    Besucos desde España.

  16. Pingback: Cosas de niños «

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s