Maestros rusos

La literatura rusa del siglo XIX es universalmente reconocida. Vigorosa y trascendente, tuvo escritores que enriquecieron las letras con su genialidad y aportaron un buen número de obras de indiscutible valor y belleza.

El pueblo ruso, sus alegrías, sus guerras y sus esperanzas, los amores y los problemas existenciales, la vida misma,  son pintados con todos los colores que estos maestros esgrimieron para mostrar una cultura rusa tan rica e inmensa como su geografía. Les sorprenderá el humor y la ironía Gógol, las descripciones osadas de Pushkin, la calidez  humana de Chéjov , el realismo desgarrador de Dostoievski, la apasionada letra de Tolstoi. No son los únicos, fue una etapa pródiga y brillante, que no deben pasar por alto. Es difícil abarcar con palabras lo inconmensurable del hombre ruso, pero ellos lo hicieron plenamente y por eso son admirados y yo diría, sin temor a equivocarme, indispensables para la historia de la literatura universal.

La próxima Feria Internacional del Libro de La Habana estará dedicada a Rusia. Mi Librería trae un avance de ese homenaje, recordando algunos grandes a través de sus obras, quizás no las más representativas, pero cuesta escoger una sola rama de ese árbol frondoso. Tengo la esperanza de que aquellos que aún no se atrevieron a leerlos, lo hagan definitivamente.

Recomendación de Mi Librería

NICOLÁS GÓGOL.
Novela: Almas muertas

¡Qué linda mujercita!… Pero ¿qué es lo mejor de ella? Lo mejor es que, al parecer, acaba de salir de algún pensionado o instituto y que aún no hay en ella nada de mujer; es decir precisamente carece de aquello que es desagradable. Ahora es como una criatura: es sencilla, dice lo que se le ocurre, se ríe cuando se le antoja se puede hacer de ella lo que se quiera, puede resultar una maravilla o una nulidad -¡y esto es lo que será!- en cuanto la cojan por su cuenta las mamaítas y las tiítas. En un año la llenarán de cosas de mujer, de tal manera, que no la reconocerá ni su propio padre. No se sabe de dónde aparecerá en ella la presunción y el orgullo; comenzará a conducirse según las instrucciones de los demás; se romperá la cabeza pensando con quién, cómo y cuánto hay que hablar; cómo y a quién debe mirar; temiendo a cada momento hablar más de lo debido, terminará embrollándose y, por fin, mentirá toda su vida, y ¡sabe Dios lo que resultará de ella!.

ALEJANDRO PUSCHKIN.
Novela: Eugenio Onieguin

“Mi tío, hombre de austeras normas de vida, al caer seriamente enfermo, se atrajo súbitamente el respeto de cuantos le rodeaban.
¡Que su ejemplo sirva a los demás de ciencia! Pero, ¡Dios mío, qué aburrimiento estar sentado día y noche con un enfermo, sin alejarse de él un solo paso! ¡Qué fastidio tan enorme divertir a un moribundo, arreglarle las almohadas, darle tristemente la medicina y suspirar y pensar: ¿Cuándo te llevará el  diablo?!”
Así pensaba el joven atolondrado y pícaro, único heredero de todos sus parientes, corriendo en una diligencia, por la voluntad del Todopoderoso, en medio de una nube de polvo.

 FIODOR DOSTOIEVSKI
Novela: Crimen y castigo

La vieja tenía muy poco cabello, casi todo blanco y como de costumbre, estaba untado con una pomada grasienta. Lo llevaba recogido atrás, cerca de la nuca, en un moño sujeto con una peineta de concha. El hacha le dio exactamente en el occipucio, lo que en parte fue debido a su baja estatura. La vieja, que tras lanzar un débil gemido, cayó al suelo, sobre el que quedó sentada. Aún tuvo fuerzas para llevarse las manos a la cabeza. En la derecha seguía conservando el paquete. Entonces Raskolnikov, cuyos brazos habían recobradoinstantánemnte todo su vigor, descargó otros dos fuertes golpes en el mismo punto que el primero. Brotó un chorro de sangre y la vieja se derrumbó de espaldas. El joven se inclinó ligeremente para observar a su víctima:estaba muerta. Sus ojos permanecían tan abiertosque parecían querérsele esacpar de las órbitas, mientras que las postreras convulsiones dieron a su rosto una terrible expresión.

LEON TOLSTOI
Novela: Resurrección.

-La naturaleza de las abejas es tal, que si no eres prudente las dañarás a ellas y te dañarás a ti mismo. Igual sucede en lo que respecta a las relaciones con los hombres. Y esto es solo de justicia, pues el amor recíproco entre los hombres es la ley fundamental de la vida humana. Claro que un hombre no puede obligarse al amor como al trabajo; pero no se deduce de esto que se pueda obrar sin amor con los hombres, sobre todo cuando se tiene necesidad de ellos.
¡Si no te sientes capaz de amar a tus semejantes, quédate en casa! ¡Ocúpate de tu persona, de las cosas inanimadas, pero no de los seres humanos!

 ANTON CHEJOV
Cuento: La Dama del perrito

En Oreanda se sentaron en un banco, no lejos de la iglesia, y estuvieron mirando abajo, al mar, en silencio. A través de la niebla del amanecer, Yalta casi no se veía, en las cumbres de las montañas se mantenían inmóviles las nubes blancas. Las hojas no se movían en los árboles, chirriaban las cigarras, y el monótono y sordo rumor del mar, que llegaba desde abajo, les hablaba de paz, del sueño eterno que nos espera.
Así sonaba el mar allí abajo, cuando aún no estaban aquí ni Yalta, ni Oreanda, así seguía ahora el rumor y así seguiría, igual de indiferente y sordo, cuando no estuviéramos. Y en esta inmutabilidad, en la completa indiferencia hacia la vida y la muerte de cada uno de nosotros se esconde, quizá, el secreto de nuestra salvación eterna, del ininterrumpido movimiento de la vida en la tierra, del constante perfeccionamiento.

Pocos libros actuales tienen la envergadura de estas obras. No lo dejen para después, les garantizo una buena lectura.

 

Anuncios

17 comentarios

Archivado bajo LITERATURA UNIVERSAL

17 Respuestas a “Maestros rusos

  1. Avergonzada lo reconozco, solo he leído algo de Tolstoi, hace tanto tiempo que creo que lo acababa de publicar el hombre, y ¿Algún cuento de Chejov?

    Eso sí que lo tengo pendiente y mil veces lo he pensado, pero el plan infinito es “muy infinito” y ya no sé ni por dónde pillarlo.

    A ver si propongo alguno de los autores en la próxima votación del Club de Lectura.

  2. salamandra

    Chejov es un cuentista fabuloso. Mi cuento
    preferido es “La senora del perrito”.
    De los novelistas prefiero a Tolstoi , autor de las que son para mi las mas grandes obras jamas escritas:
    “Ana Karenina” y “La Guerra y la Paz”.

  3. Me sumo a salamandra; Chejov es un grande entre los grandes. También recomiendo ‘Almas Muertas’, que me sorprendió por su frescura y humor.

  4. Tolstoi y su Anna Karenina están sin duda en mi lista, además tengo dos ediciones distintas en casa. Una u otra deben caer un día de estos.

  5. Como dices, la del siglo XIX es universalmente conocida, la pena es que la del XX sea tan desconocida (claro que Stalin y sus secuaces ha tenido mucho que ver en ello). Ese que tú llamas “árbol frondoso” ha seguido dando frutos: Platonov, Ajmátova, Charms, Maiacovski, Zóschenko, Babel, Pasternak, Bulgákov, Tsvetáyeva, Pilniak, … Una feria dedicada a los rusos, eso sí que suena bien.

  6. adelita137

    @Loque: Creo que te va a gustar Nicolás Gógol, va con tu estilo… a ver si te animas.
    @Salamandra: Chéjov también hizo mucho teatro, aquí se han puesto sus obras, adaptadas para la tv.
    @Palimp: Lo sé, por eso hice el enlace a tu blog…
    @Elwen:No dejes que caigan solas, ¡búscalas!, jeje.
    @Lamujerquijote: Efectivamente, quise recordar a los “viejos” porque muchos le tienen “miedo”, los ven ajenos, sin pensar que son propuestas vigentes y válidas. De principios del XX me gusta Iván Bunin, pero además Pasternak con su Doctor Jivago y Bulgákov, del que ahora en la Feria van a reeditar El Maestro y Margarita. Los rusos dejaron una huella muy grande en Cuba, ya dedicaré un post a la literatura infantil rusa, algún día. Aquí separamos la literatura rusa y soviética, así que algunos de los que mencionas están en esa segunda categoría. Se leyó mucho a Shólojov(El Destino de un hombre), Nicoli Ostrovski (Así se templó el acero)a Gorki y a Makarenko. A mí me gustaba mucho una trilogía de Yuri Guerman que se llamaban Esta es tu causa, Mi ser querido y respondo por todo, que era la historia de unos jóvenes que estudiaban medicina y los sorprende la guerra. Muchos libros de estos “caen” en Mi Librería con frecuencia.

    Espero mucho la Feria porque van a vender libros de autores posteriores a los 80 y esos sí son los menos conocidos por aquí. Ya contaré.
    ¿Alguien se ha leído los fragmentos escogidos?
    Un saludo,
    AD.

  7. No sé como será la edición de estos autores en Cuba, en España es bastante lamentable. De Pasternak, que era poeta, es imposible encontrar poesía; de Sholojov, premio Nobel, sólo puedes encontrar “El Don apacible”, de Zamiatin, padre de las distopías modernas, sólo “Nosotros”; y así con la mayoría. Mejor suerte han corrido Gorki, Bulgakov o Platonov, pero tampoco para lanzar cohetes. Ahora algunas editoriales empiezan a posar sus ojos en Charms, Ajmátova o Tsvetáyeva, pero de momento la cosa está complicada. Por eso resulta tan interesante la feria, es una oportunidad de oro.
    Además está la escuela rusa de ciencia ficción, Dneprov y compañía, pero ésta parte se me escapa.
    Lo dicho, una feria la mar de interesante.

  8. A Dios pongo por testigo que sí, que me he leído todos los trozos escogidos, pero el de Gogol no me ha entusiasmado (entiendo que son solo unas líneas), pero el de Crimen y Castigo me ha llamado mucho, a lo mejor es por el que empiezo y eso que ya sé cómo sigue la historia y creo que sé cómo acaba.

    (Que Bruce Willis estaba muerto, no?)

  9. Leí a Dostoievsky, Tolstoi y algo de Chejov y Gogol pero hace años que no leo nada de ellos. Pensaba retomar este verano la costumbre de releer un “tocho” así que quizás pueda leer Guerra y Paz o Ana Karenina.
    ¿Conoces unos libros de Shenstalinsky?Habla sobre la represión de la KGB a los escritores; me pareció francamente interesante y desfilan por allí muchísimos autores y sus obras.

    P.D: De esa misma editorial tengo el Tomo VI de Maestros Ingleses

  10. Reconozco que la literatura rusa es una cuenta pendiente: apenas me he asomado a ella a través de “El Capote” de Gogol, algunos cuentos de Chejov y El Jugador de Dostoievski.

  11. Bueno, Ade, como sabrás, yo me los leí todos en su momento, de hecho, hubo una época en que casi que no había nada más que leer, así que, obligatoriamente, nos vimos enfrentados a la literatura rusa y soviética, de lo cual no me arrepiento nada, como me pasaría con los muñequitos infantiles, porque es indiscutible que tienen una cantidad de autores maravillosos y su literatura es un placer a disfrutar para aquellos que no la conozcan.
    Y como dices, se quedan fuera un montón de autores , coincido con la mujer quijote, muchos de ciencia-ficción, excelentes libros todos.

    Qué bueno que hiciste el post.

  12. Se me olvidaba Ade.
    Gogol empezó a escribir una segunda parte de “Almas muertas” que no llegó a terminar. La edición de bolsillo de Alianza (la que muestras en la foto) incluye esa segunda parte. Es un texto inacabado, con muchas incongruencias, sin corregir estilo, vamos, un borrador de trabajo, pero resulta muy interesante.

  13. me declaro una total ignorante sobre el tema. A mi me pusieron a leer autores rusos en la preparatoria y ¡en ningún lado encontramos los libros que nos pedían! salvo claro, Tolstoi y Dostoievski y algo de Gogol. Leí “Los hermanos Karamazov” pero no me gustó nadita (era a fuerzas, a lo mejor por eso)

  14. Hola mamita, como siempre tarde pero segura. Reconozco que ahora no leo nada por falta de tiempo, ya tengo unos cuantos libros recomendados para este verano, aunque en su momento si leí a varios grandes como Tolstoi (Guerra y Paz y Anna Karénina), Dostoievski (Crimen y Castigo una novela que me encanto por la forma en la que emplea juegos de palabras).

    Miles de besitos AD, abrazotes a la family, espero que todo este bien, te quiero y extraño…

    Cuídense mucho… muakksssssssssssssssssssssssss

  15. Eva

    No cabe duda de que me apuntaré tus recomendaciones, de los que nos hablas sólo he leído Crimen y castigo aunque de novela rusa he leído alguno más. Es incuestionable que aquella época fue muy prolífica en esta literatura pero… ¿se ha vuelto a repetir? No conozco ningún autor ruso actual, a ver si iluminas Ade.

  16. lahierbaroja

    Me ha gustado el post, además de que coincido contigo en que cualquier amante de la literatura ha de leer algo de los maestros rusos.

    A mí el que más me gusta es Dostoievski: leí “Crimen y castigo” y me encantó, y ahora estoy terminando “Los hermanos Karamazov”. “Anna Karenina” no me convenció (sin embargo, “Guerra y Paz” lo leeré antes o después), y de Chéjov leí “La gaviota”.

    Al que tengo ganas es a Pushkin. Apunto tus recomendaciones.

    Saludos y felicidades por tu aniversario bloggero. 🙂

  17. Este día del libro me compré de oferta “Narrativa Completa” de Pushkin.

    Mi primer acercamiento al autor, me está encantando, pero el concepto de “completa” es realmente subjetivo: Varias novelas inacabadas, cuentos y extractos.

    Qué chasco cuando vi que no seguía la historia de “El negro de Pedro El Grande”. Es más bien “narrativa in-completa y unos cuántos cuentos”. A ver qué encuentro hoy en la biblioteca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s