Autógrafos, dedicatorias…como piezas raras.

Dedico esta edición a mis enemigos,
que tanto me han ayudado en mi carrera.
Camilo José Cela 
La familia de Pascual Duarte

 Sé que muchas personas como Eva y Fenixidio conservarán para siempre esos libros que generosamente sus autores les dedicaron. Esas palabras breves estampadas en la portadilla atraparon minutos de intercambio con el autor, que ya les había regalado su talento con una literatura seguramente inolvidable.

Dedicado por el escritor Manuel Talens, en su libro Hijas de Eva, a Alberto Korda, reconocido fotógrafo cubano, ya fallecido.

Hay dedicatorias muy originales, y no me refiero a las impresas, que esas ya son parte del cuerpo de la obra, sino a las manuscritas,  las de puño y letra, las “para mí”, esas que inician con un nombre y solo uno. Les ilustro con una curiosa: la que el autor Manuel Talens le dedicara a Alberto Korda. Si aún con las referencias no le ven nada de interesante, piensen si no es raro que haya llegado hasta Mi Librería.

Siempre van acompañadas de las firmas. Tal como pintores cotizados, los autógrafos de algunos escritores se han vuelto piezas de coleccionistas y sus precios pueden remontarse a cifras inimaginables, como aquella de James Joyce, en una primera edición de Ulysses, que en una subasta newyorquina se remontó a la elegante cifra de 460 000 euros, en 2002.

Sueño con adquirir una firma de Hemingway, de Whitman, de Neruda, de Cortázar, de Lorca o Pérez Galdós…lástima que no pueda pensar en retenerlas como el tesoro que son, sino en el aporte que darían a la economía familiar.

Si tienes este ejemplar y además autografiado...

Busco, como todo librero, esos nombres famosos demandados en todas las épocas y he llegado a tener dedicatorias de escritores cubanos importantes como Nicolás Guillén, Alejo Carpentier, Lezama Lima, Eliseo Diego. Y los he vendido, con dolor de mi alma y alivio para mi bolsillo.

Cierta vez, en un lote por el que confieso no había pagado mucho, encontré en un libro, aparentemente insignificante, la firma de Fidel Castro. El resto de la historia ya la saben.

En otra ocasión tuve casualmente dos ejemplares del mismo libro de Dulce María Loynaz, con la curiosidad añadida que tenían veinte años de diferencia. Sus ochenta y tantos habían transformado ya en tembloroso el trazo, pero sus palabras seguían firmes e ingeniosas, lúcidas como su mente de mujer excepcional. Cuánto siento no haber guardado al menos una foto de testigo.

Eduardo Galeano dedicando uno de sus libros. Si hubiera sido a mi...

Por Mi Librería han pasado cientos de dedicatorias más personales, íntimas, algunas tan sentidas y amorosas que no me imagino cómo el destinatario tuvo el valor de desprenderse de ella. Entonces he pensado que la vida tuvo que torcerle los caminos a esas dos personas y trocó lo que en un momento pudo haber sido afecto o admiración. Quién sabe si el libro me fue vendido después de  un robo, una traición, una muerte.

Es que el autógrafo da al libro un valor añadido, una prueba de singularidad, lo convierte en pieza rara. Los libreros lo persiguen, los coleccionistas lo atesoran, los buenos lectores lo conservan con celo, los malos lo abandonan con indiferencia. Pero la historia de los libros les ha dado su espacio y su valor, como sello distintivo de un instante atrapado en el tiempo con letras irrepetibles.

Firmado por el editor de Le Livre d´Oro de Victor Hugo, París, 1883.

Anuncios

21 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, LITERATURA UNIVERSAL

21 Respuestas a “Autógrafos, dedicatorias…como piezas raras.

  1. Es innegable que a todo lector nos produce satisfacción tener nuestro ejemplar firmado como recuerdo de ese instante, normalmente breve, que compartiste con esa persona que te ha dado tantas horas de entretenimiento.

  2. Imagino qu esos libros firmados que aparecen en las librerías anticuarias o de ocasión son el resultado de unos herederos que ansían desahecrse cuanto antes de las pertenencias de sus familiares muertos. De no ser así, no lo comparto. Conservo todos y cada uno de los libros q me firmaron autores que me gustan o en su momento me gustaron.¿Mis más aprecaiados? uno firmado por Vargas LLosa y otro por Carmen Martín Gaite. Tampoco me desharía de los que tienen una dedicatoria de quien me lo regala. saludos

  3. R.

    ¡Excelente entrada, AD!
    Qué terrible encontrarme donde los libreros de viejo con ejemplares dedicados. No sé que sensación me llevaría si encontrara uno que regalé y dediqué… Brrrr!
    Yo atesoro mis pocos libros dedicados, por sus propios autores o por quienes me los obsequiaron. Aún ando a la caza de Vargas Llosa, mejor dicho de su firma en mi ejemplar de La fiesta del chivo, no en otro sino en ese.
    Saludos,
    R.

  4. Eva

    No soy dada a prestar libros, me sabe mal que luego no me los devuelvan pero a pesar de todo alguna vez si los presto, los que nunca prestaré son los 6 que tengo dedicados por sus autores o por las personas que me los han regalado. Esos son cuidados como oro en paño.
    PD.- Gracias Ade, por el enlace

  5. loslibrosdeteresa

    Yo no tengo ninguni firmado por autores, no he tenido ocasión, pero no soy muy dada a que me los firmen, eso sí tengo infinidad firmados por gente que me regala libros.
    Cuando pasa el tiempo y veo las dedicatorias es fantástico.
    Lo que si es fascinante es encontrar libros viejos con escritos eso me fascina y me despierta una curiosidad grande.
    Ade, espero que recibas los tres libros y me cuentes.
    Un abrazo
    Teresa

  6. Al leer el comienzo de tu entrada me he acordado de dos dedicatorias impresas. Una, de Miguel Delibes en “Parábola del Náufrago” (imprescindible novelita), que se la dedica al mismo protagonista de la obra, y otra, no recuerdo de qué autor, que decía “A todos los que confiaron en mí, aunque ahora mismo no recuerde a ninguno”… 🙂

    Saludos

  7. Pues sí, supongo que el que vende un libro autografiado en general es el heredero del dueño, a veces incluso han tirado el libro a la basura.

    Lo sé por unos conocidos que me contaron que tenían un vecino que había sido periodista toda su vida, cuando murió, encontraron en el portal montones de libros de él, que los herederos ni siquiera vendían, tiraban.

    Incluso había un libro que le habían editado los compañeros de su periódico, con todos sus artículos recopilados y la firma de todos los periodistas. Y lo tiraban.

    pd. No me extraña que C.J.C. tuviera que dedicarle un libro a sus enemigos, porque amigo no tenía ninguno.

  8. Hola, Adela!!!
    En lo mejor de la Quincena te comento de mis dos ejemplares autografiados 🙂

  9. isabel

    Magnífica entrada Ade, tengo verdaderas maravillas de personas viejitas que al morir me han dado sus fotos (escritas), sus poemas y los verdaderos tesoros de su vida , que los familiares lo hibieran tirado a la basura, yo lo guardo y lo miro de vez en cuando, es como revivir su historia . Algunas de ellas han sido personas importantes dentro de la política y la ciudad de Barcelona. Tengo algún que otro “tesoro”.
    Un beso

  10. adelita137

    Elwen:Coincido, Elwen, es algo especial, nos enorgullece incluso…¿vanidad lectora?

    laprimadeaudrey: Sí, a Mi Librería llegan cada cosas que no se pueden creer, incluso, poemas de amor, como dedicatorias, que pudieran hasta haber sido publicados, sin embargo, alguien decidió no leerlo más…

    R.:¿Te imaginas? Que regales un libro con tremendo amor y que luego te lo encuentres en una librería de uso… debe ser triste, ¿no?

    Eva:Uno siempre dice, los libros no se prestan, pero termina cayendo en la misma rutina. Eso sí, los dedicados, esos que uno quiere conservar, no deben estar a la vista… para eso está el librerito del cuarto, jeje.

    loslibrosdeteresa:A mí también me gusta encontrar libros con dedicatorias y aún más, me encanta encontrar libros escritos en los márgenes, si es por una personalidad, mejor que mejor… di tú. Tus libros… no, no digo nada ahora, eso merece una entrada completa… ya verás.

    Khaspah:Eso de dedicar su libro al protagonista está muy bueno, a fin de cuentas, ha sido él quien le regló la historia, jeje. Debería aparecer más a menudo.

    loquemeahorro:¡De lo que una se entera! No sabía lo de C.J.C., y yo de ingenua poniendolo de ejemplo de originalidad, jaja. Gracias, Loque. Válida aclaración.

    Libros:Espero ansiosa, a ver quiénes tienes en tu colección…

    Isabel:Me dejaste en la intriga con tus tesoritos… menos mal que esas personas confiaron en ti y te dejaron sus recuerdos. Contigo estarán seguros unos cuantos años más.

    Gracias a todos por darse una vueltecita por Mi Librería
    AD.

  11. ¡Oye Ade, pues que han pasado varios tesoros por tu librería! libros con la firma Guillén, Carpentier y hasta de del coma andante 😉
    a mi me apena pedirlos, los que tengo la verdad es porque mis hermanas solidarias los solicitaron en mi representación 😀 ventajas de ser la mayor y tener poderes sobre ellas jajaja
    Me gustó mucho tu entrada y sobretodo, las fotos que elegiste para adornarla ¡soberbias!
    un beso,
    Ale.

  12. Hola Ade!,
    es un tesoro encontrar dedicatorias, tanto esas valiosas que dices que buscas como librera, como las de quienes nos regalan y nos traen a la memoria a los amigos con sólo abrir una página.

    Lo que describes de libros que llegan a tus manos, me recuerda al cementerio de los libros pérdidos de Zafón, y en las diferencias a la hora de valorar los papeles ,los recuerdos, lo que ha sido importante en la vida de una persona;
    Lo que cuentan Loque e Isabel, es por desgracia habitual. Recuerdo una película donde el heredero tiraba todas las posesiones de la familia, y Roberto le gritaba como si pudiera atravesar la pantalla y recuperar esos “recuerdos”, libros, obras de arte…

    Loque, me estoy carcajeando con lo de Cela. Tu tienes un poder, he escrito Loque nosecuantas veces, jejeje 😉

    Un abrazo 😉

  13. adelita137

    Bibliobulímica: Sí, como te dije, la del coma fue una casualidad, yo apenas había revisado el lote de libros y al parecer, la persona no tenía idea de que estaba ahí porque eran de su hijo que se fue par Ecuador, entonces, cuando llegué a la casa y me encontré con aquello… imagínate. Mi prima Maguie (estodevivir) me ayudó a venderla por ebay… ¡y salimos muy bien!

    Maribel: Yo cuando leí La Sombra del viento enseguida me sentí muy dentificada con ese cementerio. He leído muchas críticas en contra del libro, pero te imaginarás que yo lo disfruté muchísimo por esa razón. Cinco LOQUE es mucho Loque para nosotros, jeje…¡si una sola nos vuelve locos!

    AD.

  14. Isi

    Anda! Has tenido tesoros en tu casa! Yo tengo sólo dos libros firmados:
    Uno es de Dominique Lapierre, que vino a mi ciudad a dar una conferencia y yo llevé un libro suyo que mis padres tenían en casa y me lo firmó al final. Me pareció un hombre excepcional, por cierto.
    El otro es “Dime quién soy” de Julia Navarro; porque desde Bloguzz nos lo enviaron dedicado. Todo un detalle, aunque algo más impersonal, ¿verdad?

    Pero las dedicatorias de la gente que nos regala libros son las más bonitas, porque bueno, son para nosotros (no para “un lector más”,que supongo que piensen los escritores). Yo espero no desprenderme nunca de esos libros que laspersonas que me quieren me han regalado y dedicado.

    Un beso Ade!

  15. Pingback: Lo mejor de la quincena :: Blog de Libros

  16. Es curioso cómo disfrutamos de la firma de un autor. Yo he disfrutado un montón siempre que me han firmado.
    La firma más bonita me la hizo Antonio Gala; es pomposo hasta para firmar jeje 😛
    Saludos,

  17. ¡Ahora son tres! Tuve la satisfacción de que Alessandro Baricco me dedicara un ejemplar en la última Feria del Libro de Buenos Aires 🙂

  18. eduardo correa

    me gustaria vender unos 25 libros firmados y dedicados por cela a mi persona asi como 4 cartas de su puño y letra,pensaba que nunca lo iva a hacer,pero la crisis me empuja a ello.todo es custion de hablar y tratar.movil.697603928..eduardo correa…tambien mis dibujos.

  19. alexis niebla aguiar

    Tengo el viejo y el mar en inglés, firmado por hemingway, dedicado a mi tía.

  20. vivirenflorida

    Piensas conservarlo o lo vas a vender?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s