Archivo de la categoría: HUMOR DE LIBRERIAS

Se buscan gazapos

Más veces descubrimos nuestra sabiduría
con nuestros disparates que con nuestra ilustración.
Oscar Wilde

 

Antología del disparate. Pescatore di PerlePocas veces he reído tanto como cuando cae en mis manos un libro de gazapos. Recuerdo que intenté “llevarme” de cierta biblioteca circulante un ejemplar de cuyo nombre quiero acordarme pero no hay manera, del escritor Torcuato Luca de Tena. Lo saqué en préstamo en dos ocasiones y fue una fiesta compartirlo en casa. Volví decidida la tercera vez -ya sé, ya sé que eso no se hace- pero alguien me había tomado la delantera.
¿Lo conocen? (Si la respuesta es SÍ, pincha en comentarios).
Luego adquirí en una librería de viejos la “Antología del disparate”, de Pescatore di Perle. Lo mismo. Risas van y vienen. No me deshago de él. Y si no me creen, traten de contenerse cuando lean esto:

He aquí un telegrama publicado en La Razón, del 11 de octubre de 1929:

FUE COLOCADA LA PRIMERA PIEDRA DEL MONOLITO CONCORDIA.

Las comisiones chilena y peruana demarcadoras de los nuevos límites entre Chile y Perú, establecieron la señal donde se levantará el monolito Concordia, cuya primera piedra colocaron.

No es un secreto para nadie que monolito quiere decir monumento de piedra de una sola pieza (de monos, único y litos, piedra). Así pues, si en Arica han colocado la primera piedra del monolito, !ya está!, !ya han colocado el monolito entero!. Supongo que esta noticia les sorprenderá y les llenará de satisfacción, pues no bien empezaron, ya han terminado con todo.

Enciclopedia del despiste nacional. Evaristo Acevedo.Entonces apareció el tercero: Enciclopedia del despiste nacional, un tomito de Evaristo Acevedo, publicado en 1957.

Creo entender, por algunas búsquedas en la web, que se publicó otro libro de este autor, como continuación del que hoy presento, no sé si son gazapos nuevos, ojalá que sí… y ojalá que un alma caritativa venga de visita a La Habana con un ejemplar bajo el brazo.

Recuerdo aquel día en que lo conocí…
abrí sus páginas y leí directamente en la página 242:

En una romática sección de un periódico de Pamplona se lee:

A los acordes del órgano, entró la novia ricamente ataviada de blanco y velo ilusión, acompañada del brazo de su padre don Pedro Zaratiegui, padrino de la boda.

!Conmovedor rasgo! Don Pedro, quizá retenido en cama por culpa de la gripe, no pudo asistir completo a tan solemne acto y envió el brazo a su hija en señal de adhesión.

Suficiente para llevarlo a casa. Y es que uno, además de reirse, aprende en ellos. Que sí, porque los antologogazaperos hacen una explicación, a veces más simpáticas que el gazatrapado, pues son personas de amplia cultura y agilidad mental, capaces de detectar perlas incluso en la etérea vida de la radio.

Me sorprendí mucho cuando supe cuántos gazapos hay en los libros actuales, muchos de los cuales están entre mis preferidos.  Pero así en frío, reconozco que no me llaman tanto la atención como cuando vienen acompañados por el agudo comentario de un experto.

Sé que hay más, pero no los tengo. Me prestaron el de aquel argentino que coleccionó los disparates célebres de sus alumnos. Y los que hemos sido profesores bien sabemos las cosas que aparecen en los exámenes.  Apelando a mi memoria  recuerdo algo así, redactado por algún estudiante:

Las mujeres aborígenes se ocupaban de la siembra, recolección y todo lo concerniente a la agricultura. Atendían las labores de aseo y cuidado de los niños y preparaban el casabe y elaboraban los alimentos de la tribu. Construían  ellas mismas los instrumentos de barro y todo tipo de utensilios. Pescaban, cazaban y transportaban  sus presas . Los hombres hacían todo lo demás.

A eso es a lo que yo le llamo “igualdad”  entre el hombre y la mujer

 Volveré sobre el tema porque me gusta reir y aprender, cosas que van bien ligadas al gazapo.
Mientras espero sentada por otro libro semejante, me consuelo con la página de Pifias y gazapos que ya bastante lágrima me ha sacado y no precisamente de llanto.

Y queda oficialmente inaugurada la GAZAPOTECA, en la columna derecha de mi blog. Lo cambiaré todas las semanas… y si alguien quiere hacer su aporte,

!bienvenido sea!

No puedo asegurar que sean ciertos estos gazapos, pero están en la web y me parecieron simpáticos.

No puedo asegurar que sean ciertos estos gazapos, pero están en la web... ¿qué ustedes creen?

Anuncios

17 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, HUMOR DE LIBRERIAS, LIBROS PREFERIDOS

Con buen humor

Ya sé que no debe uno burlarse de los “deslices” de los demás, ya sé que la mente humana hace trastadas y que “a cualquiera le toca”. Pero, ¿qué hay de malo en sacarle partido y sonreir un poco? Yo soy la primera que disfruto mis propios disparates, así que cuando no son míos, con el mayor respeto, me escondo tras una puerta y suelto la carcajada.

En eso de “trueques” mentales la librería está por encima del nivel. Si no, que le pregunten a Regina, que bien sabe de lo que hablo.

Así que voy a actualizarlos con las últimas “sorpresas” caídas en Mi Librería. Y ríanse sin pena, total, esto queda entre tú yo.

bueno, no es exactamente ella, pero por ahí estamos

 

Se acerca una señora joven, excesivamente gorda, que se empeñó en meterse en una lycra corta y top, que muestran su abundante celulitis y su pelo revuelto desde hace 3 días:

– ¿Tienes algún libro de… estética?

 Humm…por algo se empieza, ¿no?… digo yo.

 

novela de Mika Waltari

 Él compara su biblioteca con Mi Librería:

– Bah, yo tengo un libro buenísimo que se llama “Sinojé el egipto“, que trata de la vida de un hombre en el antiguo Egipcio.

Y yo que creía saberlo todo.

 

 

trágica escena de la muerteNecesito Romeo y Julieta.

-De Shakespeare solo tengo las comedias.

Sí, sí, eso mismo, la comedia de Romeo y Julieta.

Y ahora  no recuerdo si me reí más con el numerito del veneno o con la puñalada.

 Guerra de SecesiónÉl es un hombre maduro con aire intelectual :

-Mira que pregunto y pregunto en las librerías y no encuentro el libro “La Guerra de recepción en Estados Unidos”.

… ¿lo dejo que siga preguntando por ahí?

 

José MartíElla se acerca a un libro de José Martí, héroe de la independencia de Cuba, iniciador de la guerra del 95, fundador del Partido Revolucionario cubano…  Cuando lo reconoce en la portada, exclama emocionada su mejor homenaje:

– !Ese es mi macho!

Las cosas que hay que oir.

 

Un niño de los primeros grados de primaria, en uniforme escolar, muy pequeñito, llega solo y toma un primera edición del Diario del Che.

– ¿Cuánto vale?

Medio apenada le respondo que es un libro caro, que pretendo venderlo en 10 cuc.

El niño chirriquitico saca de su bolsillo un billete de 10 cuc, paga, se lleva el libro y me deja sola con la bofetada en el aire y sin más comentarios.

 

¿Les parece que exagero?   Pues esto es solo un botón de muestra.

 

5 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, HUMOR DE LIBRERIAS

Dejando huellas en los libros

 

... ellos marcaron algún dia un punto en la lectura...

... ellos marcaron algún día un punto en la lectura...

Mi Librería vende libros de uso que se adquieren en casas  de personas que desean deshacerse de sus colecciones. Cuando estos libros llegan, hay que revisarlos, limpiarlos, repararlos o como decimos por acá  “pasarles la mano”.  Luego se clasifican y se tasan.  Pero en ese proceso previo a la venta hay un momento muy singular: las cosas que aparecen dentro de los libros.

Ya había leído algo al respecto en un blog colega y como también guardamos esos pequeños tesoros, decidí mostrar algunos, sin la esperanza de que aparezcan sus dueños, pero quizás motive algún comentario por ser raros e interesantes.

El primer lugar lo llevan los marcadores, por supuesto. Los hay antiguos, foráneos, atractivos en su diseño, de diferentes materiales o con citas insospechadas. También los recortes de periódicos son frecuentes, y en muchas ocasiones aportan tanto al tema del libro que decidimos dejarlos donde bien están. Ya por otro sitio comentaban como esos antiguos recortes de periódicos vienen siendo hoy como hipertextos, ¿qué les parece?

Representación de la obra de Virgilio Piñera

Representación de la obra de Virgilio Piñera

Así, los hombres van dejando sus huellas en los libros: estampas religiosas, billetes, sellos de correo, pegatinas, postales, fotografías, recetas de cocina, listas para el supermercado, tickes, recibos de pago, etiquetas de productos, envolturas de confituras, recetas médicas, manuscritos, poesías, cartas de amor, flores secas, mariposas… y tal vez algo más que por ahí olvido. Desafortunadamente, a veces me sorprenden las indeseables trazas y polillas donde esperé encontrar un recuerdo humano.

Les muestro hoy dos ejemplos: unos billetes de lotería españoles de 1956-7  que me llamaron mucho la atención, quizás a algún lector “añejo”  le traiga recuerdos. Y adjunto además un anuncio de la presentación de la obra Aire frío de Virgilio Piñera, en Miami, y es que quien conoce a este controvertido autor sabe lo interesante de esta propuesta, más aún fuera de su país.

Podría hacer toda una galería pero no quiero aburrirlos, además, debo ir a hacer una nueva compra, tal vez hoy mismo aparezca algo nuevo… ¿?… ya les contaré.

billete

billete de loteria antiguo

3 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, HUMOR DE LIBRERIAS

Un Intruso en Mi Librería.

Le gustan los libros

Le gustan los libros

No sé su nombre. Tal vez, ni siquiera tenga uno. O quizás se llame Marco, como aquella alma pequeña que se le perdió a una mano sigilosa el pasado diciembre.

Pero eso  no importa, porque su presencia en Mi Librería es una fiesta. Yo lo dejo que se sirva a su antojo, pero hasta ahora no muestra preferencia por un tipo de literatura en particular.

Ya sé que las fotografías dejan mucho que desear, pero tampoco él avisa para contratar un fotógrafo profesional, ni colabora a la hora de posar.

 Tan bello e ingenuo es que todo se le perdona.

Gatico intruso

Gatico intruso

Todo… menos no regresar.

Ahí se los entrego, pueden llamarlo… ¿cómo?.

5 comentarios

Archivado bajo HUMOR DE LIBRERIAS

Esas preguntas…!

esos libros!!!!!Al buen librero le gustan los retos: encontrar un libro o un dato en un periódico viejo, convencer a un joven de una buena lectura, descubrir intereses comunes, acertar en títulos y autores por los que indaga la gente… todo eso y más son la sal del oficio (la pimienta debe ser encontrar libros raros, ¿no?… digo yo.)
Sin embargo, a veces caen unas preguntas que nos dejan sin habla y, por mucha paciencia que uno tenga, no queda más remedio que reirse. Entonces, dejemos a un lado la ignorancia o el despiste del que las hace y… vamos a disfrutarlas.

. ¿Tienes otro libro con ese tipo de ¨narramiento¨?

(pensamiento del librero:  ¿buscará algo relacionado con el derramamiento de sangre?

. ¿Te pongo en una lista los títulos con los ¨actores¨ al lado?

(p.l.:  ¿será que todos sus libros fueron llevados al cine?

. Yo he tenido ese libro, pero en otra ¨emisión¨

(p.l.:  ¿en qué canal ¨emitirán¨ sus libros?)

. ¿Algún libro que hable de la ¨meteorología¨griega?

(p.l.:  ¿se refiere a uno sobre el parte del tiempo en la TV griega actual?

. ¿Tendrás ¨por ahí¨ un libro incunable?

(p.l.:  ah, no sé… tal vez por ahí… en algún cajón tirado…)

.¿Tienes ¨Corazón¨?

(p.l.:  -con la mano en el pecho- bueno…sí, hasta ahora mismo sí.)

. ¿Te ha entrado ¨algo¨?

(p.l.:  ¿!cómooo!?…¿por dónde?… ah… ya, ya.)

Yo sé bien, porque tengo muchos amigos libreros, que cada uno tiene un montón de preguntas ¨inolvidables¨.  Si conoces alguna… !compártela con nosotros!

¿tienes un librito chiquito, rojo, cuadradito asi?

3 comentarios

Archivado bajo HUMOR DE LIBRERIAS

Homero y España

Una señora solicita el libro ¨Literatura española¨

Homero

Homero

– Lo sentimos mucho, pero no tenemos ningún libro así titulado, sin embargo, hay muchos que corresponden a esa literatura, hay novelas, cuentos, poesías españolas…

– No, yo quiero uno que se llama Literatura española- repite ella.

– Si me dijera algún título en específico, tal vez le podemos localizar lo que busca…

– Yo busco La Ilíada, de Homero.

– Pero, señora, Homero era griego, jamás lo encontraría en una antología de literatura española.

– Ah, bueno, está bien… claro, usted lo sabe porque está informado, actualizado- se justifica ella.

Menos mal que estábamos ¨actualizados¨. ¿Cómo si no podíamos conocer que Homero era griego?

El Caballo de Troya (La Iliada)

 

1 comentario

Archivado bajo HUMOR DE LIBRERIAS