Archivo de la etiqueta: cubanos

Todos los negros tomamos café…

Es jugo rico, fuego suave, sin llama y sin ardor,
aviva y acelera toda la ágil sangre de mis venas.
El Café tiene un misterioso comercio con el alma;
dispone los miembros a la batalla y a la carrera;
limpia de humanidad el espíritu;
aguza y adereza las potencias;
ilumina las profundidades interiores
y las envía a fogosos y preciosos conceptos a los labios.
José Martí

Una buena mezcla... Los cubanos somos tomadores habituales de café. Esa tacita mañanera no falta en ninguna casa de la isla. Sin ella, el día comienza incompleto.

Es tradición ofrecerlo en cortesía a los visitantes de la casa, de manera que si estás por estos lugares, saludando amigos, te será muy difícil evitarla, todos te brindarán un buchito de café como bienvenida: negro, fuerte y en tacita pequeña. Y no vas a poder decir que no en todas partes.

Por el mundo, el café se ha convertido en pareja ideal de la computadora, pero aquí… aquí es algo más. No voy a hacer la historia del café, solo compruébalo abriendo cualquier libro cubano, sea novela, cuento, teatro, poesía, cualquiera tiene una mención de honor al único negro que no tiene problemas con nadie.

¿No me creen?

Cafetera de cualquier hogar cubanoLlovía después de la caída de la noche con una violencia cerrada, contínua.
Cada vez que eso ocurre en Florida Blanca, hay un buen pretexto para pasar largo rato entre tomar café negro y oir contar historias viejas.

Mirta Yáñez
Una broma pesada
(cuento)

 

Café cubano: una tradición… porque Rolando se veía muy bien, muy cantante, muy cubano, muy muy muy habanero allí con su traje  dril 100 blanco y su sombrero de paja, chiquito, puesto como solamente lo saben poner los negros, tomando café con mucho cuidado de que el café no le manche el traje inmaculado, con el cuerpo echado para atrás y la boca encima de la taza y la taza en una mano y debajo de la mano la otra mano puesta sobre el mostrador tomando café buche a buche.

Guillermo Cabrera Infante
Tres tristes tigres
(novela)

 

Cena con caféMe disculparás las manzanas y las peras, que he sustituído por mangos y guayabas, lo que no está del todo mal al lado de mandarinas y uvas. Después nos queda el café que tomaremos en el balcón mientras te recito poemas de Zenea, el vilipendiado, y pasaremos por alto los habanos, que a ninguno de los dos nos interesan.

Senel Paz
El lobo, el bosque y el hombre nuevo
(cuento – filme Fresa y chocolate)

 

La tacita de porcelana con café negro-¿Quieres café?, es brasileño- pregunta Mónica y cuando Lu mueve la cabeza afirmando, va a la cocina, prepara un café bien fuerte, del que dejó Álvaro, el asturiano, y lo sirven en dos pequeñas tacitas de porcelana, regalo de Herbert, el alemán, que las compró a un precio altísimo. El café, casi sin azúcar, es la pasión de Lu, mucho más si se trata de un café de primerísima calidad como este de Brasil.

Julio Travieso Serrano.
Llueve sobre La Habana.
(novela)

  
Sé que muchos se van a identificar con el tema, y para no perder la costumbre, me despido brindándoles una coffee que pueden regalar cuando estén chateando por el yahoo messenger, solo tienen que poner los siguientes símbolos ~o)     ¡Y ya está!

Beso con café... ¿alguien sabe quién es el autor de esta pieza?

Anuncios

33 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS, LITERATURA CUBANA

España en mi memoria

Museo del Prado. Fotografía de Balovega Me he puesto a releer el blog de Balovega y se me ocurrió escuchar la voz de Ana Belén de fondo musical. Fue una mezcla explosiva que me llegó al alma.

… España camisa blanca de mi esperanza
     reseca historia que nos abraza
     con acercarse solo al mirarla…

Balo es artista. Nada más, todo lo otro que sea lo hará en menor escala, digo yo. Mira sus fotos. Pasa la vista por su visita a Aranjuez. Recorre con ella el Madrid  de ayer. Visita de su mano los museos de Barcelona o de cualquier ciudad . Ella sabe qué imagen llega más atrás de los ojos. Abusa de su talento para bien de los que vinimos a verla. Y yo miraba y miraba… mientras seguía la música.

… Asturias si yo pudiera
     si yo supiera cantarte.
    Asturia verde de montes
    y negra de minerales…

España es nostalgia para los cubanos. Es pasado en las entrañas, sueño virgen, anhelo. España vive en las calles de La Habana, en sus casas, en su lengua, en su ciudad vieja, en sus hombres hermosos de miradas que desvisten… ese atrevimiento generoso debe ser hereditario.

… lías tus miradas a mi falda
     por debajo de mi espalda y digo yo
    que mejor que el ojo
    pongas la intención…

Nació en Tenerife., a finales del siglo XIX. Vino a Cuba de niña y conoció a mi abuelo. Se llamaba Adela, igual que yo. Pero no la conocí, porque murió cuando mi madre era adolescente.

Mi abuela.

España corre por la sangre que mis abuelos intercambiaron y trajeron al trópico. Es tan mía como de Balovega. Quiero tocarla con mis manos ardientes de cubana que pudo haber sido y no fue. Allá por Asturias y Tenerife hay algo de mí, quizás en el más simple chiquillo de la calle, quién sabe.

…busco una puerta, una salida
    donde convivan pasado y presente… 

     ahí está, ahí está viendo pasar el tiempo
     la puerta de Alcalá…

En mi reguero de libros, las letras españolas fueron las primeras. Se entremezclan Galdós con Blasco Ibáñez, Pérez Reverte , Zafón y Rosa Montero. Espronceda dispara a cada rato sus diez cañones por banda, mientras espero con Azorín  diez minutos de parada. Que toda la vida es sueño y los sueños sueños son, decía el otro… ¿será?. Lista infinita que cubre la distancia hasta el otro lado del océano.

… desde mi libertad
     soy fuerte porque soy volcán
     nunca me enseñaron a volar
     pero el vuelo voy a alzar…

Por eso anida España en mi memoria. La imagino perfumada a mi antojo con naranja, azahar y sudor de sol mediterráneo. No soy la única que sueña. España se pasea por esta isla verde mientras pensamos: algún día… algún día…
Balovega y Ana Belén la trajeron hoy… y lloré.

… gracias por haber venido
     a abrigarme el corazón…

Balovega y Ana Belén... dos artistas.

Balovega y Ana Belén... dos artistas.

12 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS

El Habla popular cubana de hoy

¨Una tonga de cubichismos que le oí a mi pueblo¨El Habla popular cubana de hoy.

Así subtitula Argelio Santiesteban a este libro editado en 1985 por la Editorial Ciencias Sociales. Desde un inicio , se convirtió en una rareza bibliográfica, por eso siempre los libreros de ¨viejos¨ tratamos de adquirirlo. Y es que reúne los vocablos que se usan diariamente entre los cubanos, tal vez una de las cosas que mejor lo distingue, porque demuestra su idiosincrasia alegre, creativa, desenfadada e irreverente.

Santiesteban ha hecho una profunda investigación  y de eso se habla en la simpática introducción a la que nombra teque como para iniciar al lector en el tema. En un libro posterior titulado  ¨Uno y el mismo¨,   el escritor continúa tratando el habla del cubano con el mismo éxito del primero.

De modo que,  si estás preparando un viaje a Cuba, no sería mala idea que adquirieras estos libros.

Y ahora tumbo la  muela  pa’  dejarles caer  un  puñao de  cubichismos  volaísimos.

ARAÑAR : robar, hurtar.

BARBARO: todo lo sobresaliente, bueno o malo.

BARO: dinero, pesos (unidad monetaria)

COMERSE UN CABLE: estar en pésima situación económica.

CRUZARSE UN CABLE: equivocarse, confundirse.

COBA: ropa.

CUNDÍO: lleno, cuajado.

CURDA: borrachera, borracho.

FORRO: cualquier tipo de trampa o engaño.

LAGARTO: cerveza.

MOLOTERA: muchedumbre.

TEQUE: cháchara, exceso de conversación, sobretodo política.

VACILAR: pasarla bien, disfrutar.

 

Les regalo  un pequeño  diálogo ilustrativo:

Asere, echa pa cá una tabla que toy en la tea.

– Deja esa trova, broder, que toy pasmao, ayer vino la fiana y le solté to a la jeva mía por si las moscas.

– No hay tema, ambia, voy a ver al narra, que le llegó la pura del yuma y al segurete que me salva con algo.

– Ok, socio, voy echando.

¿Serías capaz de traducirlo? 

7 comentarios

Archivado bajo LITERATURA CUBANA