Archivo de la etiqueta: ex libris

El ex libris, una marca de identidad.

 Ex libris antiguo

Me dejó pensando cargadadelibros con el asunto de los ex libris.

Ex librisComo trabajé muchos años en bibliotecas, siempre me llamaron la atención esos papelitos que se pegan ligeramente en el reverso de la cubierta del libro  y que tienen el nombre del dueño o de la biblioteca a que pertenece.  El ex libris demuestra un interés especial por determinado ejemplar, el gusto de poseerlo. Y pensé que era simple atracción personal por el diseño que mostraban, sumamente variables y hermosos. En ocasiones traen un simple monograma, a veces una alegoría, un símbolo, inscripciones o emblemas que traducen las ideas o modo de ser de quien las usa. Siempre los vi en blanco y negro.

Ex librisPero estaba lejísimos de ser la única curiosa, porque busqué un poco en la Enciclopedia Sopena de 1953  y en Google, claro,  y supe que el gusto de los exlibris es tan generalizado que hasta han existido famosos coleccionistas como el alemán  Leiningen Westerburg que a finales del siglo XIX llegó a reunir más de 17 000 exlibris de todos los países. Aparecieron desde esa fecha asociaciones de ex libristas en Bruselas, París, Londres, Berlín, Whashington. En 1918 se fundó en Barcelona la Unión de exlibristas ibéricos. ¿Qué habrá sido de ella? Sé por un interesante blog que existe una asociación española actualmente, ¿será la misma? (tarea para elbaúldeJosete) y que hay más de 10 000 coleccionistas en todo el mundo… ¡y yo tan ajena! 

¿Y por qué resultan tan atractivos estos pedacitos de papel?

Ex librisPorque eran encargados a artistas de relevante mérito, por ejemplo en 1516 nada menos que Durero  grabó varios ex libris. Goya y Dalí también incursionaron en esta técnica y acabo de leer que este último hizo uno de los más hermosos que se conocen para Federico García Lorca. Así se convirtieron en pequeñas obras de arte y alcanzaron valor coleccionable. Actualmente, también se le encarga su diseño a pintores afamados o diseñadores profesionales.

Se considera el más antiguo el de Hildebrando de Brandeburgo, elaborado en Alemania en 1470. Luego de la creación de la imprenta estos dibujos decorativos han evolucionado y se puede estudiar en ellos los estilos caligráficos, las ideas y los gustos desde el Renacimiento hasta nuestros días. Hay  una hermosa historia  detrás de ellos.

Hablando de hoy: pensé que estaban extinguidos los ex libris cuando supe que se pueden adquirir en una papelería o librería. Las cosas cambian, de manera que tenemos ahora varias opciones: una, es encargar el sello de caucho que más se acerque a nuestros intereses, será moderno y práctico. Otra, hacerlo uno mismo con las nuevas técnicas de impresión. Luego, si queremos mantener la tradición, nada mejor que dedicarle tiempo a la elaboración de nuestro propio ex libris o dejarlo en manos de un profesional: el resultado no sólo  será una marca de posesión de un valioso libro, sino que mostrará a todos, a través de un diseño ingenioso y personalizado, la imagen que identificará la esencia de nuestro pensamiento. Y esta vez será exclusivo y… ¡coleccionable!.

Grabado en madera, la técnica más antigua para hacer un ex libris

Anuncios

18 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS