Archivo de la etiqueta: Laura Devetach

Literatura infantil: contar con Argentina.

animalitos

Soy una cazadora. Debí llamarme Diana, como mi hija. Ando olfateando buenos cuentos infantiles, los apreso y encarcelo en mi librero. No tienen salvación.

El cuento infantil es un género difícil. Muchos, muchísimos, se aventuran y lo intentan, pero se quedan en eso, en un esbozo, un acercamiento, una buena intención. Sin embargo, hay nombres que hay que seguir de cerca, porque dominan el arte de escribir y convierten el cuento infantil en una obra grande, en lo que realmente es:  LITERATURA.

Hoy voy a Argentina, país que tiene una voz vigorosa en las letras para niños. Son hermosos sus libros, reconocidos internacionalmente por su creatividad y talento. Elijo dos como botón de muestra, dos mujeres: Laura Devetach y María Elena Walsh.

animalitos

Laura Devetach

Recibió en Cuba el Premio Casa de las Américas, en 1975, con el bellísimo libro de cuentos Monigote en la arena. Doctora Honoris Causa en la Universidad de Córdoba, acreedora de la distinción  Lista de Honor,  de IBBY. Entre  su obra  recordemos: La Plaza de Piolín, Picaflores de cola roja, El ratón que quería comerse la luna, Canción y pico, La hormiga que canta, Cuentos que no son cuento.  Profesora, asesora, jurado, guionista, periodista…

Hasta ahí lo que dicen los libros. Ahora lo que digo yo: Laura Devetach es fabulosa, no sé cómo mezcla el humor delicado y original con situaciones difíciles, a veces hasta tristes. Y le sale muy bien. Leer uno de sus cuentos es no olvidarlo jamás, es repetirlo, es verse en la necesidad imperiosa de regalarlo. Y eso hago:

Monigote en la arena. Laura Devetach. Ed. Premio Casa de las Américas.La arena estaba tibia y jugaba a cambiar de colores cuando la soplaba el viento. Laurita apoyó la cara sobre un montoncito y le dijo:

—Por ser tan linda y amarilla te voy a dejar un regalo —y con la punta del dedo dibujó un monigote de seda y se fue.

Monigote quedó solo, muy sorprendido. Oyó como cantaban el agua y el viento. Vio las nubes acomodándose una al lado de la otra para formar cuadros pintados. Vio las mariposas azules que cerraban las alas y se ponían a dormir sobre los caracoles…

animalitos

María Elena Walsh

Es muy conocida en el mundo entero. Escritora prolífica de poesía y cuento infantil, de guiones para TV, teatro, compositora de canciones y cantante ella misma. ¿Recuerdan aquello de… pero de pronto llegó el doctor, manejando el cuatrimotor? ¿Y el reino del revés?
Lo que más me gusta de su obra es lo habilidosa que es para sacarle partido al lenguaje: nadie como ella para engarzar un disparate tras otro, para hacer reir y pensar, para atrapar.
Por eso le dieron el codiciado premio Hans Christian Andersen, el más importante en el mundo de la literatura infantil.

Zooloco. María Elena WalshUna vaca que come con cuchara
y que tiene un reloj en vez de cara,
que vuela y habla inglés,
sin duda alguna es
una Vaca rarísima, muy rara.

Hace tiempo que tengo una gran duda:
hay una Vaca que jamás saluda
le hablo y no contesta.
Pues bien, la duda es ésta:
¿será mal educada o será muda?

Una Hormiga podrá tener barriga
que a nadie desconcierta ni fatiga
Lo que a toda la gente
le parece indecente
es tener una Hormiga en la barriga.

Solo con ellas la literatura infantil argentina debería estar satisfecha. Sin embargo, tiene nombres suficientes para presumir: Adela Basch, Elena Bornemamn, Ema Wolf, Gustavo Roldán, Silvia Schujer, Luis María Pescetti, Mario Méndez, Ana María Ramb, Liliana Bodou…

De manera que si alguien tiene intención de encantar a niños con literatura de primera línea, sin correr riesgos, Mi Librería les deja esta recomendación:

Al sur de América Latina, en un hermoso país llamado Argentina, había una vez…

Poema de Laura Devetach.

Anuncios

18 comentarios

Archivado bajo LIBROS PREFERIDOS, LITERATURA INFANTIL