Archivo de la etiqueta: libros malos

Cada libro tiene su lector.

 Clásico es aquel libro
que todo el mundo respeta y nadie lee.
Ernest Hemingway.

¿Qué hacer con los libros malos?

He visto muchos sitios en la web dedicados a listas de los mejores libros, recomendaciones de joyas literarias y hasta lo que uno no debería dejar de leer antes de morir. Todo eso está muy bien, claro. Aplausos prolongados. Muy pocos encontré que listen los libros malos, aunque los hay.  Y me sorprendí al ver incluídas en ellas obras que considero buenísimas e incluso clásicos bien anclados en la literatura universal.

¿Quién nos alerta de lo que no debemos molestarnos en leer? ¿Quién nos despeja el camino de piedras?

En Cuba, cuando a un filme o a un libro lo consideramos malos, se les llama clavos. Se imaginan a un librero que se les acerque cuando tienen un libro semielegido y les susurre: humm…eso es tremendo clavo, yo tú no lo llevaría. No suena muy profesional, aunque te salve de malgastar el dinero.

Todo un reto para mí

Todo un reto para mí

Las circunstancias en que acompañan la lectura influyen en la aceptación del libro, eso lo sabemos todos. Recuerdo en el último año de mi carrera, con un  horario nocturno de clases y comenzando mi embarazo, tuve que leer Al Filo del agua, de Agustín Yáñez, una novela sobre la  revolución mexicana.  Aún hoy, 25 años después no la he podido retomar, aunque no dudo que sea una gran novela.

La lectura es un proceso tan íntimo y personal, tan subjetivo, porque depende de muchos factores: experiencias vividas, nivel intelectual, estados anímicos, gustos personales, madurez, carácter, en fin, que lo que es clavo para unos, puede no serlo para otros, incluso uno mismo puede cambiar de inclinaciones con el paso del tiempo.

Entonces, ¿cómo queda  Mi Librería? ¿alertamos o no al cliente?.  Es difícil decidir, porque hay que vender.  Evitar la adquisición de libros malos sería lo ideal, pero uno no lee todo, alguno se va y luego regresa aquel que lo llevó, con cara de pocos amigos: el libro del otro día…uf, ¡qué clase de clavo  me vendiste!…  ¿le devuelvo el dinero?  Un buen librero terminará conociendo las preferencias  de sus lectores y podrá hacer recomendaciones acertadas, pero siempre prima su gusto personal.

En fin, si todos estamos de acuerdo en que la lectura es una aventura, también coincidiremos en que conlleva riesgos. La habilidad del lector al escoger su objetivo se va agudizando con los años: mejores lectores, más exigentes, más selectivos. Léase unos cuantos libros malos y podrá decir cuando termine otro de calidad:  ¡ese sí estaba bueno de verdad!  Por tanto, el camino tenemos que despejarlo por nuestra propia cuenta, no creo que haya otra alternativa. Leer es arriesgarse.

Aproveché la visita de lectores asiduos a Mi Librería y les pregunté, ¿qué libros no recomendarías? ¿Has leído algo que consideres realmente malo? Y ahí tienen algunas de las sorprendentes respuestas:

Paradiso: ¿sí o no?

Paradiso: ¿sí o no?

 . Haydée dijo: Epepeh, una novela que no recuerdo el autor (Ferenc Karinthy, húngaro)  es insoportable. (y hay quien lo usa  incluso como nombre para su blog)

. José Luis dijo: Paradiso, del cubano José Lezama Lima,  quien te diga que está buena te está mintiendo. (él es graduado de filología y Paradiso fue seleccionada entre las mejores novelas del siglo a nivel mundial)

. Josefina dijo: Empecé leyendo las novelitas de Corín Tellado, pero al cabo del tiempo me di cuenta que no servían para nada, son todas iguales, solo cambian la ropa de los protagonistas. (estas novelitas tienen miles de lectores en el mundo)

. Luis no pudo con Brida, de Paolo Coelho, a decir verdad, no he podido con ninguna de ese autor, para mí como si no existiera. (Sin embargo,  este autor tiene un montón de seguidores por el mundo… yo no, que conste)

novelita ¿rosa?
novelita ¿rosa?

. Benjamín dijo:  No le haría perder el tiempo a nadie con El Código Da Vinci, de Dan Brawn. (recordarán ustedes el boom publicitario que tuvo esta novela, sin embargo, también fue muy criticada)

. Eddie : No pude terminar de leer Microsiervos, (de  Douglas Coupland, canadiense) tal vez sea buena, pero a mí no me gustó. (imagino que les guste a los fan de la informática, ¿no?)

. Ella (una adolescente) dijo: Será muy buena y muy clásica, pero leer Papá Goriot, de Honoret de Balzac, me aburrió tremendamente. (un clásico más en la lista)

¿Agregarían algo más? Seguro que sí.

 Por eso digo que todo libro tiene su lector. 
Siempre van a servir para algo, incluso aquellos que una vez odiamos.Y para que nadie dude de su utilidad, un poco en broma, miren estas propuestas:

Opciones para tus libros malos

 

Anuncios

16 comentarios

Archivado bajo COMENTARIOS