Archivo de la etiqueta: Oviedo

Un libro antiguo: una historia para volver a leer.

Cinco novelas sobre el tema de la conquista y colonización de América

Hace muchos años había leído El Corazón de piedra verde, de Salvador de Madariaga. Luego, cuando descubrí a Carpentier, leí El Arpa y la sombra. Otro cubano, Reynaldo González, me trajo Al cielo sometidos, novela muy premiada por estos tiempos. La célebre Isabel Allende aportó Inés del alma mía y hace una semana terminé La Tierra sin mal, de Jesús Sánchez Adalid.

¿Qué tienen en común estos libros, además de ser excelentes, a mi modo de ver?

El tema: la conquista y colonización de América. Estos autores recrearon la realidad desde el siglo XX y XXI, nos dieron la historia novelada de lo que fue esa etapa alucinante de descubrimientos y asombros.

Historia general y natural de las Indias. G.F. OviedoSin embargo, tengo delante de mí un libro que trae las impresiones de primera mano: La Historia general y natural de La Indias, por el capitán Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés, primer cronista del Nuevo Mundo. Es una edición de 1851, la primera que publicó toda la obra de Oviedo, de ahí su gran valor documental. Confieso que no pertenece a Mi Librería, desgraciadamente, solo está de paso.

Los hechos que narra Oviedo ocurrieron en la primera mitad del siglo XVI y son fruto de su observación minuciosa y detallada. Fue amigo de los hijos de Colón, el gran descubridor y me imagino que la obra debe haber aportado mucho al estudio del momento que aquellos hombres disfrutaron: el maravilloso espectáculo que representó la visión del Nuevo Mundo.

No lo he leído completo, ¡son cuatro voluminosos tomos! pero desde el inicio se vislumbra como obra contradictoria, sin dejar de ser fabulosa: por una parte, dice que los indios deben ser tratados bien y reducidos a la fe católica poblándose la tierra de hombres de honra y de buena casta:
…yo no absuelvo a los christianos que se han enriquescido ó gozado del trabajo destos indios, si los maltractaron ó no hicieron su diligencia para que se salvassen
Sin embargo, más adelante los describe con saña y desprecio :
naturalmente vagos y viciosos, melancólicos, cobardes, y en general gentes embusteras y holgazanas. Sus matrimonios no son un sacramento sino un sacrilegio.  Son idólatras, libidinosos y sodomitas. Su único deseo es comer, beber, adorar a sus ídolos y cometer obcenidades bestiales. ¿Qué puede esperarse de gente cuyos cráneos son tan gruesos y duros que los españoles tienen que tener cuidado en la lucha de no golpearlos en la cabeza para que sus espadas no se emboten?
Esta última frase es para detenerse y reflexionar un poco, ¿no creen?

Historia general y natural de Las Indias

Su prosa me resulta elocuente. Oviedo  no quiso privarnos de nada de cuanto vio… bueno, a nosotros y a los reyes, claro, porque para ellos escribía y seguramente algunas mentiras incluídas, como dijera nuestro José Martí, que seguramente lo leyó e interpretó con ojo experto, no como el mío. Paisajes, costumbres, vegetación, fauna, batallas, religión, desacuerdos, muerte… y una lista interminable de proezas y visiones que tuvieron él y sus compatriotas, testigos excepcionales y que no me toca a mí  juzgar en qué medida fue consecuente con los hechos.

Con ese entusiasmos de descubridor escribe. Y por sugerencia de El Coleccionista, reproduzco el fragmento escrito un día en que apareció en la mesa del cronista, por primera vez, la reina de las frutas : la piña.

La reina de las frutas: la piñaEsta es una de las mas hermosas fructas que yo he visto en todo lo que el mundo he andado… ni pienso que en el mundo la hay que se le iguale en estas cosas juntas que agora diré… hermosura de vista, suavidad de olor, gusto de excelente sabor.

Mirando el hombre la hermosura desta fructa, goca de ver la compusicion e adornamento con que la natura la pintó é hizo tan agradable a la vista… Gustarla es una cosa tan apetitosa é suave, que faltan palabras en este caso… porque ninguna de las otras que he nombrado, no se pueden , con muchos quilates, acercar á esta.

No hay ningun mediano juicio que dexe de dar á estas piñas el principado de todas las fructas.

 

Han pasado los siglos. Hoy se sabe mucho más y existen cientos de libros sobre el tema. Sin embargo, La Historia general y natural de las Indias será para siempre la crónica del primer encuentro…  la vivencia fascinante del descubrimiento…  la historia que hay que volver a leer.

indios

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo LIBROS ANTIGUOS, LITERATURA UNIVERSAL