Archivo de la etiqueta: protagonistas.

La fascinación de los personajes literarios.

Los buenos personajes
representan más que lo que son.
Leon Surmelian

Don Quijote y Sancho Panza, personajes de Cervantes

Hay obras que trascienden a sus autores de tal forma, que ellos, los verdaderos genios creativos desaparecen en la memoria de la gente y solo quedan sus héroes, sus villanos y sus lugares inventados.

Esto ocurre mucho en la literatura infantil, se recuerda más a Pinocho,  Alicia y  Gulliver que a Carlo Collodi, Lewis Carroll y Jonathan Swift. Harry Potter será uno más, sin dudas.

En el mejor de los casos la fama es compartida : tan conocido es Arthur Conan Doyle como su Sherlock Holmes; Mark Twain iguala su renombre a Tom Sawyer o Huckleberry Finn y Cervantes va de la mano de su Quijote y su Sancho Panza. También hay personajes que se convierten en tipos cotidianos, como La Celestina, OteloLolita, que representarán para siempre a  la alcahueta, el celoso o la adolescente seductora, cosa esta que no sé si llegarían a saber Fernando de Rojas, Shakespeare o Nabokov.

Desde la Scarlet O´Hara de Lo que el viento se llevó, (que por cierto, una de las cosas que se llevó fue el nombre de la autora, porque pocos recuerdan a Margaret Mitchell) hasta la inigualable Ana Karénina  del gran Tolstoi, encontraremos personajes femeninos tan fuertes que mantendrán la duda si son reales o ficticios.

Sherlock Holmes, personaje de Arthur Conan DoyleMucho tienen que ver los comics y el cine, que se encargan de ofrecer, a veces de imponer, la imagen a su gusto y conveniencia, incorporándole accesorios y hasta frases que nunca pertenecieron al personaje literario. ¿Quién dice a estas alturas que la coletilla elemental, Watson, elemental no fue pura creación cinematográfica? Pero no quiero quitarle al celuloide su mérito divulgador, por supuesto.

El género policiaco es quien lleva la voz cantante: Agatha Christie con su Hércules Poirot y su señorita Marple, el inspector Maigret de Maurice Leblanc y el Perry Mason… ¿recuerdan de  quién?: Erle Stanley Gardner. Más acá en el tiempo está la forense de Patricia Corwell, la doctora Scarpetta y también el Pepe Carvalho de Vázquez Montalbán. Después de la versión cinematográfica de El Padrino  quizás muchos no sepan que Don Vito Corleone salió de la fértil cabeza de Mario Puzo.

En la literatura cubana hay un personaje que pasará a la historia: Mario Conde. Primero fue una tetralogía, que su autor Leonardo Padura  tituló: Pasado perfecto, Vientos de cuaresma, Máscaras y Paisaje de otoño. Luego hizo una más: Neblina del ayer. Mario Conde es un policía investigador con defectos y virtudes, que a pesar de que los primeros pesen más, logra desentrañar los misterios que le tocan. A su alrededor, se desdobla La Habana que no sale en las postales turísticas. Recomendación de Mi Librería.

Cien Años de Soledad, donde aparece el personaje Aureliano Buendía.García Márquez es especialista en poner nombres que no se olvidan. El Aureliano Buendía de Cien años de soledad, con su Macondo sugerente y pegajoso. ¿Cómo se explica que recuerde ahora mismo a  los protagonistas de El Amor en los tiempos del cólera, Fermina Daza y Florentino Ariza, sin hacer una búsqueda en mis libreros o en Google?

 Hilario no logra descubrir héroes fuertes en la novela actual y muchos coinciden con él. Un personaje logrado en la ficción es producto de una caracterización interior intensa, novedosa, convincente, compleja, vital. Quizás la producción masiva de libros que tomó por asalto este siglo XXI atente contra una depurada selección de personajes y los autores se aferren a los estereotipos. Quizás hay algo más. El secreto de los que tuvieron éxito está en el talento creador, ellos le han puesto alma, corazón y vida, como dijera aquella vieja canción, para engendrar personajes que se convirtieran en referencias verdaderas. 

 Por eso no creo que a  Juan Rulfo  le haya molestado saber que Pedro Páramo  lo superaba en fama y popularidad, a fin de cuentas… era su hijo legítimo.

Personajes de Juan Rulfo, en Pedro Páramo

Anuncios

18 comentarios

Archivado bajo LITERATURA UNIVERSAL